Se ha cumplido un año desde la marcha de Meghan Markle y el príncipe Harry de Londres y lejos de arrepentirse, la pareja se ha reafirmado en su decisión. Por aquel entonces, acordaron con la reina Isabel II que pasados 12 meses revisarían los diferentes puntos del 'Megxit' y así ha sido.

Aunque debido a la pandemia, no han podido organizar una reunión presencial. Meghan Markle y Harry han entablado una larga conversación con la Reina en la que han confirmado su idea de no pertenecer a la familia real. Inmediatamente, Isabel II le ha retirado los títulos militares a su nieto y a partir de ahora el matrimonio perderá todos los patrocinios reales.

Artículo relacionado

Así lo ha confirmado el Palacio de Buckingham a través de un comunicado oficial: "Los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales en poder del duque y la duquesa serán devueltos a Su Majestad, antes de ser redistribuidos entre los miembros trabajadores de la Familia Real".

Meghan Markle y el príncipe Harry

Meghan Markle y el príncipe Harry, durante la Navidad del 2017 en Sandringham

GTRES

"El duque y la duquesa de Sussex han confirmado a Su Majestad la Reina que no regresarán como miembros trabajadores de la Familia Real", cita dicho texto por lo que a la monarca no le ha quedado más remedio que actuar: "Tras las conversaciones con el duque, la Reina ha escrito confirmando que al alejarse del trabajo de la Familia Real no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público".

Esta decisión, reabre la brecha que existe en la familia Windsor. De hecho, ha llamado la atención que en el comunicado se lamente la decisión final de los duques de Sussex pero dejan claro que ambos siguen siendo muy queridos.

Artículo relacionado

Minutos más tarde de la emisión de este comunicado, el portavoz del matrimonio hacía lo propio informando que Meghan y Harry seguirán trabajando como lo han hecho a lo largo del último año: "El duque y la duquesa de Sussex siguen comprometidos con su deber y servicio al Reino Unido y en todo el mundo, y han ofrecido su apoyo continuo a las organizaciones que han representado independientemente de su función oficial".

Esta noticia llega en un gran momento para el matrimonio. Hace apenas unos días anunciaban con una preciosa imagen que van a ser papás de nuevo, dos años después de la llegada al mundo Archie. Meghan y Harry están decididos a formar una familia lejos de Reino Unido.