La conexión entre los solteros y las concursantes está sobrepasando todos los límites habidos y por haber. 'La isla de las tentaciones' está más revolucionada que nunca y ya han tenido lugar los acercamientos más ardientes de la edición. La primera en romper la veda ha sido Fani. A pesar de que lleva siete años con Christofer, no ha dudado ni un momento en confesar la atracción tan fuerte que ha sentido con Rubén: "Somos amigos especiales con derecho a besos", ha confesado. Andrea, por su parte, no se ha quedado atrás y, al igual que su compañera, no ha podido evitar caer en la tentación. Ha protagonizado una tórrida escena con Óscar en la piscina de la villa que ha terminado en besazo... ¡Y tocamientos!

"La situación era perfecta para hacerlo y tenía muchísimas ganas. Lo repetiría mil veces más", ha revelado sin pelos en la lengua mientras sentenciaba su relación con Ismael después de un año y medio junto a él.

Artículo relacionado

Después del primer beso, llegó el segundo y así hasta que la euforia se ha apoderado completamente de ellos: "Yo estaba como una película romántica y poco a poco nos dejamos llevar. El ambiente estaba muy caliente, ¡tiene un cuerpo maravilloso! Ha habido un poco de 'tocamientos'. Dejémoslo ahí", ha confesado con una sonrisa nerviosa.

andrea y óscar beso piscina

Entre ellos ha surgido un auténtico flechazo y el malagueño ha querido dedicarle unas bonitas palabras: "Lo que más me gusta de ella es su personalidad, la veo muy frágil, como una niña muy inocente, muy buena".

Pero en la villa de los chicos el ambiente estaba muy caldeado. Ismael, al ver las imágenes de la infidelidad, no ha dudado en estallar contra su chica: "No hay respeto, no me echa en falta. Nunca me hubiese gustado estar en esta situación, pero veo ausencia de respeto, deslealtad", le ha comentado a Mónica Naranjo de lo más afectado.

"Pienso que nuestra relación es falsa y que nunca me ha amado", ha rematado.