¡Por fin! Uno de los reencuentros más esperados del 2021 ya ha tenido lugar. Anabel Pantoja ha viajado hasta Cantora para visitar a su tía Isabel Pantoja tras varios meses sin verse y después del estallido del conflicto familiar más polémico de todos los tiempos. La colaboradora de Sálvame aseguró en pleno directo del programa que, tras hablar con ella por teléfono, notó a la tonadillera sin ganas de nada: "Tenía la voz apagada y cansada. Intente hacerle reír. Come y respira pero por dentro no está viviendo. No tiene ganas de remontar", confesó dolida por la situación.

Anabel Pantoja se ha propuesto mediar en todo lo que sea posible. Así que por ese motivo se ha personificado en la finca de Medina Sidonia para visitar a Isabel Pantoja. Tía y sobrina han mantenido una larga conversación después del distanciamiento que la artista y Kiko Rivera han protagonizado y los tensos momentos mediáticos que se han vivido durante los últimos meses. Y, a juzgar por el gesto de preocupación que Anabel ha mostrado al salir de Cantora montada en su coche, no ha ido tan bien como esperaba. ¡Dale al play y entérate de todo!

Artículo recomendado

Isabel Pantoja busca su futuro en México cuando doña Ana ya no esté

Isabel Pantoja busca su futuro en México cuando doña Ana ya no esté

Pero no es la única reunión a la que ha asistido durante estos últimos días. Anabel Pantoja nunca ha querido posicionarse por ningún miembro del clan pero quiere escuchar la versión de todos ellos. La primera persona a la que ha hecho una visita desde su llegada a la península ha sido a Kiko Rivera. La joven ha ido hasta Castilleja de la Cuesta para compartir un momento de lo más familiar con su primo, Irene Rosales y las pequeñas de la casa, Ana y Carlota. Su próximo destino ha sido El Puerto de Santa María, lugar en el que vive Isa Pantoja con Asraf Beno y Albertito.

¡Un no parar! La semana de Anabel ha sido una auténtica locura pero, de una vez por todas, ha tenido la oportunidad de estar junto a las personas más importantes de su vida, su familia. Además, está aprovechando al máximo su tiempo en Sevilla reuniéndose con viejos amigos antes de volver a poner rumbo a Canarias junto a su prometido, Omar Sánchez.