Vidas propias

"Ir al pueblo significaba adentrarse en un universo esencialmente feliz"

Jorge Javier Vázquez

18 de marzo de 2015, 07:00

Me llama Sandra, la distribuidora de mi función, para decirme que el catorce de septiembre representaremos ‘Iba en serio’ en Cieza (Murcia). Otra vez el recuerdo de mi padre. Toda mi familia paterna es de la provincia de Murcia. He pasado muchos veranos y muchas semanas santas en aquellas tierras. Al ser hijo de emigrantes, pertenezco a esa generación de niños que al terminar el colegio íbamos a veranear al pueblo de nuestros padres. Me alegro de haberlo vivido y poder contarlo. Ir al pueblo significaba adentrarse en un universo esencialmente feliz. En el pueblo no existía el peligro. Por la noche los niños nos recogíamos tarde, durante el día teníamos contacto con esa naturaleza que nos estaba vedada en las ciudades, tan repletas de hormigón y cemento armado. Fui feliz en Alcaraz y en Povedilla, donde recuerdo que el día que volvíamos a Badalona salía casi todo el pueblo a despedirnos porque todos éramos familia en mayor o menor medida. Cieza. Cómo me gustaría que mi padre pudiera venir a verme allí.

 

Noticias relacionadas

Loading...