Vidas propias

"Detrás de esa imagen de país alegre abonado a la fiesta existe otra España negra que maltrata y tortura animales".

Jorge Javier Vázquez
Jorge y Pluto

30 de abril de 2017, 11:38

Durante la Semana Santa es la época del año en la que se producen más abandonos de mascotas. La explicación es terrorífica: muchas de las que se han regalado en Reyes molestan con la llegada de las vacaciones. Y como no saben qué hacer con ellas, las montan en el coche y las abandonan en mitad de la carretera. No me cabe en la cabeza qué clase de personas pueden llevar a cabo semejantes actos. ¿Qué pensarán cuando cierren la puerta del coche y huyan del lugar a toda prisa para evitar que su mascota les siga? ¿Llorarán pensando que han cometido un acto terrible o intentarán lavar su conciencia diciéndose que es lo mejor que podían hacer? ¿Dormirán tranquilos por las noches? ¿Se arrepentirán alguna vez? ¿Se despertarán alguna vez pensando en esa mascota? No debe haber paz ni impunidad para aquellos que cometan actos tan repulsivos. España es el país de la UE en el que más animales se abandonan. Semejante dato dice mucho de nuestros valores éticos. Detrás de esa imagen de país alegre abonado a la fiesta existe otra España negra que, sin ningún cargo de conciencia, maltrata y tortura animales. Basta ya de engaños: la Marca España está impregnada de sangre. No somos ese país idílico que pretendemos vender. Para un animal, nacer en España significa participar en una lotería degradada y corrupta. Curiosamente el sábado por la mañana veo en Telemadrid un programa dedicado a los galgos y una voluntaria que se dedica a rescatar ejemplares abandonados cuenta una anécdota terrible. Adoptaron en Francia a un galgo rescatado en España y cómo lo pasaría en nuestro país que cada vez que escuchaba a alguien hablar en español el perro temblaba de miedo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...