Repasamos sus relaciones después de desvelar que Ramón Mercader es el padre de su hija secreta

Los hombres de Sara

¿Y tú qué opinas?

30 de enero de 2015, 13:18

Por CARMEN GRASA

 

Amantes y maridos salpicaron la apasionada vida amorosa de Sara Montiel. La mayoría de sus relaciones fueron tormentosas y con hombres mucho mayores que ella. “Buscaba que me arroparan, seguramente porque perdí a mi padre muy joven”, declaró la artista hace años.

 

Saritísima se casó cuatro veces. El director de cine estadounidense Anthony Mann fue su primer marido. Pasaron por el altar en 1957 y se separaron en 1961, aunque se divorciaron en 1963. Un año después le dio el ‘sí, quiero’ al industrial José Vicente Ramírez, pero su matrimonio duró solo dos meses. En 1969 ya vivía con su gran amor de madurez: Pepe Tous. Se casaron diez años después, cuando Sara logró el divorcio de Ramírez, y solo la muerte del empresario en 1992 pudo separarlos. Después, en 2002, llegó la boda de vodevil que protagonizó al lado del cubano Tony Hernández, de quien se separó en 2005.

 

La lista de amantes de la estrella es larga y recoge actores, productores, políticos, escritores, intelectuales… Al editor y periodista José Ángel Ezcurra lo conoció con apenas 16 años. “Él fue el primer hombre al que besé y me hizo sentir como una mujer”, explicó Sara. Un año después conoció al escritor Miguel Mihura, que tenía 41 años. Mihura, aunque estaba muy enamorado, no quiso casarse con ella debido a la diferencia de edad. Él enseñó a leer a Sara.

 

Después llegarían hombres como el escritor Ernest Hemingway, con el que, además, aprendió a encender y a fumar puros; el poeta León Felipe; el premio Nobel Severo Ochoa, el gran amor de Sara y a quien nunca pudo olvidar; los actores Gary Cooper, James Dean, Giancarlo Viola y Maurice Ronet; el político socialista Indalecio Prieto, al que conoció durante el exilio de este en México; el director de cine Mario Camus; el fótógrafo Mario Montuori; el productor Joe Kanter; el militante comunista Juan Plaza, que, tras la ruptura, llegó a perseguirla durante años y quiso asesinarla en Guayaquil (México); y, como ha revelado Lecturas, Ramón Mercader, el hombre que asesinó a León Trotski y de quien Sara se quedó embarazada.

Más Sobre...