Posa desnuda

Las navidades más HOT de Marlène Mourreau

La vedette regala a sus fans unos sensuales desnudos desde las playas paradisíacas de Zanzíbar

1 / 9

1 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.43.46. Picante y sugerente

2 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.44.38. Espectacular a los 47 años

3 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.44.27. Un paraíso llamado Zanzíbar

4 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.45.08. Navidades veraniegas

5 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.44.13. Felicitando las fiestas

6 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.44.54. "Hakuna Matata"

7 / 9

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 13.45.21. Agotando los últimos días de 2016

8 / 9

Marlene nieve. Dando la bienvenida al nuevo año

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos Navidades famosos Famosos desnudos

2 de enero de 2017, 14:56

Estas postales sensuales y tórridas que Marlène Mourreau ha compartido han gustado más a sus admiradores que cualquier otra cosa. La vedette es uno de los rostros populares que ha pasado de las estampas tiernas y típicas de estas fechas de nieve y lucecitas navideñas, y se ha ido a la isla de Zanzíbar, uno de los tesoros de Tanzania. Desde allí, ha tenido el arrebato de quitarse la ropa y ha regalado unos posados a sus fans que son pura provocación. El marco es incomparable y vemos a la vedette bellísima e impresionante, encuadrada en un paraíso de arena blanca y aguas cristalinas. La ganadora del primer GH VIP está muy orgullosa de su voluptuoso y terso cuerpo y demuestra que, a sus 47, los años no pasan para ella.

Relacionado con esta noticia

Una sombra aquí, una postura estudiadísima, arena pegada a su piel allá... Marlène es toda una experta en mostrarse picante y sugerente a la misma vez, y ha arrancado una multitud de piropos. Desde "preciosa", "Diva", hasta peticiones más atrevidas para que enseñe mucho más de su espectacular anatomía. No es la primera vez que se desnudaba en 2016, y ya en agosto regaló otros desnudos mucho más explícitos que estos.

Lo que no hay duda, por el resto de imágenes que ha compartido es que los baños de sol y sal y la paz que ha encontrado en las desiertas playas del país africano, le han sentado de maravilla. Marlène se ha alojado en un resort donde se ha relajado, se ha divertido y ha felicitado las navidades a sus seguidores.

Unas horas antes volvía de sus calurosas vacaciones africanas para dar la bienvenida a este nuevo año. Para esta ocasión, sí que ha recurrido a la imagen más tradicional de estas fechas y ha entrado en 2017 junto a su hijo Gabrel, esquiando en Andorra.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...