Días después de perderle

Las emotivas declaraciones del padre de Pablo Ráez

Paco Ráez ha recordado a su hijo fallecido en una entrevista radiofónica

Paco Ráez

Más Sobre...

Muertes y fallecimientos de famosos Enfermedades de famosos

1 de marzo de 2017, 17:17

Los pocos días que han pasado desde que la batalla de Pablo Ráez llegó a su triste final no han sido suficientes para encajar el golpe. La lección de vida y optimismo que nos dio este joven malagueño a lo largo de su particular via crucis ha hecho que todos le sintamos muy cerca y que sintiéramos profundamente su último adiós.

Y si las redes sociales consiguieron que la energía de Pablo penetrara en tantos usuarios anónimos, en tantos famosos y en tantas personas que no llegaron a conocerle, es fácil imaginar lo difíciles que tienen que estar siendo estos aciagos días para su entorno real y, sobre todo, para su familia.

Relacionado con esta noticia

Si hace pocos días su novia le dedicó un emotivo mensaje a través de Instagram, esta vez ha sido su padre, Paco Ráez, quien ha querido compartir su recuerdo de Pablo con todos nosotros. Lo ha hecho a través de una entrevista radiofónica en 'El Transistor' de Onda Cero con, José Ramón de la Morena: "Empiezo a asimilar lo que ha pasado. Todo es muy raro: pongo la tele y todavía sale mi hijo diciendo que no pasa nada", explicaba Paco. Y es que el mensaje de entereza de Pablo, impulsor de una de las mayores campañas para la donación de médula ósea que se recuerda, no se quebró en ningún momento.

De hecho, el joven malagueño optó por no volver a actualizar sus perfiles desde que supo que ya no había nada que hacer. Prefirió sufrir en silencio sus últimos días y vivirlos en su casa, rodeado de los suyos, viendo películas con ellos y aguantando hasta que su cuerpo no pudo más: "El final fue muy duro. Las últimas dos semanas fueron muy tristes. Él todo el tiempo estuvo luchando. El día anterior fue un clamor de dolor. Sabía que se moría, pero hizo todo lo que pudo hasta el último momento. Los últimos días no podía hablar, se quejaba. Tras mucho sufrir, llegó el momento y se fue, con una sonrisa… su cara ya sonrió otra vez", relataba su padre, notablemente afectado.

Pablo Ráez

Sin embargo, Paco Ráez se queda con "lo bueno", con el brillante aunque corto camino que su hijo recorrió en este planeta: "Mi hijo era un soñador. Soñaba que se curaría; y, si no, que su vida fuera útil. Fue un niño muy feliz, siempre riendo. Un día me dijo ‘papá, mi infancia ha sido muy felíz’. No quería morirse. Lo que ha hecho Pablo es un triunfo y también es una pena que no haya podido ver todo lo que ha conseguido (...) Creo que el reto de un millón de donaciones se superará pronto y que la vida continuará con otra gente proponiendo retos", declaraba en la entrevista.

Por supuesto, sus familiares ahora deben salir adelante porque es lo que Pablo querría, y así mismo lo ha expresado su padre: "Mi primer pensamiento es que arda todo, la casa, todo… pero no puede ser. A mí no me ha pasado nada que no le haya pasado a otra gente. Saldremos de ésta, pero qué mala suerte (...) No tiene lógica que un padre tenga que enterrar a un hijo, pero es como tenía que pasar. Yo no pienso dejar de buscar la felicidad y sonreír. Mi homenaje a mi hijo es seguir adelante", asegura Paco Ráez, que también ha querido tener unas palabras de agradecimiento para los periodistas: "Gracias a toda la prensa. Sin ellos, Pablo no hubiera podido transmitir su mensaje. Mi homenaje a los periodistas".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...