Tensión máxima

Kiko Hernández y María José Campanario, cara cara en el juzgado por primera vez

La mujer de Jesulín de Ubrique demandó a Kiko Hernández en enero y se acaba de celebrar el juicio en Arcos de la Frontera (Cádiz)

Kiko Hernández María José Campanario Jesulín de Ubrique
1 / 10

1 / 10

Kiko Hernandez y Maria Jose Campanario  04. Encuentro en los juzgados

2 / 10

Kiko Hernandez y Maria Jose Campanario  05. Tensión máxima

3 / 10

Kiko Hernandez y Maria Jose Campanario 07. Kiko ha flipado

4 / 10

Kiko Hernandez y Maria Jose Campanario  08. La actitud de Campanario

5 / 10

Kiko Hernandez y Maria Jose Campanario 01. Respuesta sorprendente

6 / 10

Kiko Hernandez 02. Cambios de humor

7 / 10

Maria Jose Campanario y Jesulin. Todo sonrisas

8 / 10

Maria Jose Campanario. 'Cuchillos' a la salida

9 / 10

Salvame. Piden su absolución

Más Sobre...

Juicios famosos

9 de mayo de 2018, 18:41 | Actualizado a

La primera vez que comparten tiempo y espacio y ha sido ante el juez. Este 9 de mayo de 2018, Kiko Hernández y María José Campanario se han visto las caras en los juzgados de Arcos de la Frontera (Cádiz). Allí ha tenido lugar la vista del proceso judicial abierto por la mujer de Jesulín de Ubrique que demandó a Kiko en enero de este año. La denuncia se aceptaba trámite por una frase que el colaborador de 'Sálvame' pronunció en 2015, según ha explicado a su compañero José Antonio León, desplazado a la magistratura. "Una señora muy conocida, María José Campanario, se ha caído en el cuarto de baño por un ataque de ansiedad que ha tenido después de discutir con su marido", pronunciaba en directo Hernández.

El encuentro no ha podido ser más tenso a la par que surrealista, tal y como se ha podido extraer de los detalles que ha descrito el tertuliano. Desde el principio hasta el final, Kiko ha "alucinado" con la actitud de la odontóloga. El primero en llegar ha sido Hernández, quien se lamentaba de haber tenido que levantarse "a las cinco de la mañana" para acudir a la vista. Después llegaba María José acompañada de Jesús Janeiro, muy seria y sin mediar palabra con la prensa.

Relacionado con esta noticia

Una de las primeras cosas que ha extrañado a Kiko ha sido la casualidad de que Campanario conocía a todo el mundo en los juzgados. "Llega esta señora y conoce a todo el mundo. Le preguntan por los niños, su marido, por hacer barbacoas...", ha explicado. Belén Esteban desde plató ha constatado las palabras de su compañero y ha matizado: "Yo vivía en Ubrique pero íbamos mucho a arcos de la frontera y allí los conocen a todos, claro".

Aunque quizás lo que le ha dejado más a cuadrísimo ha sido el arrebato que le ha cogido a María José que se ha puesto a hacerle fotos con el móvil indiscriminadamente. "Se pone a hacerme fotos con su móvil y le pregunto: ¿qué? ¿quieres que te pose y me ponga guapo?". "Ahora te las paso al móvil", ha sido la sorprendente respuesta que le ha dado la mujer del torero quien, además, le habría pedido su número de teléfono.

Según la narración de Kiko, Campanario no paraba de pasar de la euforia a las lágrimas. "Se moría de la risa. Unas voces, unas risas...", hasta que, al final del juicio, "cuando le han sacado todas las exclusivas que ha dado en las que ha hablado de sus enfermedades", la odontóloga se ha puesto a llorar "como una loca". "Jesulín se ha acercado a ella y le ha secado las lágrimas", ha añadido. Una actitud que choca, dado que en el momento de salir, "dos minutos después de estar llorando", María José lucía una sonrisa de oreja a oreja.

Relacionado con esta noticia

El tertuliano de 'Sálvame' ha afirmado que María José Campanario, que también estaba acompañada por sus padres, le ha dicho al juez que "ella jamás ha cobrado por hablar en la prensa de sus enfermedades" y que "la prensa del corazón ya la seguía antes de conocer a Jesulín". Asimismo, habría sostenido que "las exclusivas son una chuminada y con lo que mantiene a su familia es con la odontología". Kiko ha asegurado que le han sacado "dieciséis portadas" (que habría sido cuando ya no ha podido aguantar el llanto) y que, durante su declaración ha escuchado "risas". Como puntilla, Hernández ha revelado que, a la salida, María José Campanario le ha insultado y le decía a sus padres "me está desafiando, me está provocando".

El tribunal ha pedido la absolución de Kiko, porque se habría demostrado que María José Campanario se ha lucrado económicamente con su enfermedad. La mujer de Jesulín le pedía al colaborador televisivo 50.000 euros. Si perdiera, tendría que hacerse cargo de las costas de tres partes (Mediaset, La Fábrica de la Tele y Sálvame) que, según Hernández, serían "unos 18.000 euros".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?