¿Qué les sentará mejor?

Famosos con barba o sin barba: el veredicto

¿Y tú qué opinas?

hombres con barba
Gtres

7 de julio de 2014, 09:33

Los famosos españoles, como todos los hombres del mundo, también se han dejado barba durante los últimos meses. Y es que ahora que las barbas están empezando a desaparecer, toca el turno de sentarse a pensar y decidir si aguantamos la barba o nos la quitamos para siempre. Nos hemos acostumbrado tanto a vernos con barba que volver a coger la cuchilla es un duro trance, pero hay veces que una cara recién afeitada es todo un acierto. Hoy vamos a ser buenos y les daremos algunos consejos a 10 famosos españoles que han optado por dejarse barba en algún momento de sus vidas. ¿Qué les sentará mejor? Ahora lo sabremos.

cayetano rivera
Gtres

Cayetano Rivera. Como todo buen torero, Cayetano Rivera ha sido de los que han mantenido su cutis terso y sin rastro de barba durante casi toda su vida, pero en cuanto se apeó de los ruedos, relajó sus costumbres y nos sorprendió con una tupida barba. El torero es un hombre muy atractivo, con lo que casi todo le queda bien, pero debemos admitir que la barba no termina de casar con su personalidad. Parece más cuestión de pereza que de moda. Nuestro veredicto: Con o sin barba, siempre será más guapo que Fran.

Rubén Cortada
Gtres

Rubén Cortada. El caso de Rubén Cortada es el de un hombre pegado a una barba. Gracias al estilismo de Faruq, su personaje en 'El principe' -pelo rapado, barba y camisa abierta-, el actor se ha convertido en el sex symbol revelación de la temporada. Y cuál fue nuestra sorpresa cuando, de repente, nos lo encontramos en un photocall sin barba. ¡Alta traición! No podemos afirmar que no continúe siendo un hombre guapo, pero sin barba pierde todo su sexappeal. Por favor, Rubén, no lo hagas más. Nuestro veredicto: Sin barba no hay paraíso.

Mario Casas
Gtres

Mario Casas. Hay hombres que no sufren casi ningún cambio cuando se dejan barba, y ese es el caso de Mario Casas. El actor tiene una pelusilla un poco tupida, pero tampoco se le puede llamar barba-barba. Eso sí, le queda igual de bien que cuando va afeitado -por mucho que se empeñe en hacerse unos estilismos cuestionables en las cejas-. Aun así, le aconsejamos que mantenga la barba. Le da un aspecto de chico responsable que le vendrá muy bien para conseguir papeles. Nuestro veredicto: En cuanto se quita la camiseta, ya nadie puede decir si tiene barba o no.

Antonio Banderas y Melanie
Gtres

Antonio Banderas. Seguro que Melanie Griffith le dijo a Antonio Banderas que se quitara la barba y el actor, por llevar la contraria, no se la afeitó hasta que fue demasiado tarde. No podemos decir que a Banderas no le quedara bien, pero le daba un aspecto de seminarista al que no estamos acostumbrados. A nosotros nos gusta ese Banderas picarón, ese latin lover que conquistó a Melanie, no el señor aburrido en el que se ha convertido. Con la barba fuera, se ha quitado casi una década de encima. Nuestro veredicto: Melanie tenía razón.

Sergio Ramos
Gtres

Sergio Ramos. No sabemos el motivo, pero a algunos futbolistas les encanta experimentar con su aspecto. Tan solo tienen que pensar en David Beckham, Guti o el que ahora nos ocupa, Sergio Ramos. De aquel jovencito de pelo largo y cuerpo ultradepilado ya no queda nada. Ramos ha sido rubio, moreno, castaño, ha llevado cresta, coleta, hasta trencitas, se ha tatuado los brazos y el pecho, y como no, se ha dejado barba. Ahora le vemos con un look más sereno, más de padre de familia, y nos gusta. A ver si Pilar Rubio le mete en vereda y deja las excentricidades para los más jóvenes. Nuestro veredicto: Por favor, que no le dé por teñírsela de rubio platino...

Iker Casillas
gtres

Iker Casillas. A Iker Casillas le pasa un poco como a Sergio Ramos. Ha sido dejarse barba y convertirse en padre. Nos imaginamos a Casillas paseando orgulloso con el pequeño Martín, mientras se acaricia la barba y le da la mano a Sara Carbonero. Toda una preciosa estampa familiar, tan solo deslucida por el fracaso del Mundial. Aun así, Iker debería planearse el afeitado, para parece más joven y tratar de callar a los que le piden que se retire. Nuestro veredicto: Esa barba puede costarle varios millones de euros.

Xabi Alonso
Gtres

Xabi Alonso. Ya no nos acordamos de cómo es la cara de Xabi Alonso sin barba. El futbolista se ha convertido en el mayor defensor del vello masculino en el deporte. No solo no se afeita el pecho ni las piernas, sino que invierte mucho tiempo en llevar una barba perfectamente cuidada. Evidentemente, no podemos recomendarle que se afeite. De hecho, esperamos que su mujer se haya deshecho ya de todo tipo de cuchillas o maquinillas de afeitar. Nuestro veredicto: La mejor barba del país, y encima, ¡pelirroja!

rafael medina
Gtres

Rafael Medina. Como buen hijo de su madre, Rafael Medina está al tanto de todas las tendencias que se llevan cada año. El hijo de Naty Abascal probó a dejarse barba para ver cómo le quedaba y se aficionó a la misma. Y es que el Duque de Feria tiene unas facciones tan marcadas y bien puestas que todo le queda bien. Otra cosa es que nos gustaría que fuera un poco más innovador en el vestir, pero hemos asumido que no se puede tener todo en la vida. Nuestro veredicto: Cabello corto y barba larga es siempre un acierto. Deberías hacernos caso Rafael.

Pep Guardiola
Gtres

Pep Guardiola. Desde que Pep Guardiola abandonara la liga española, nos hemos quedado sin referentes de estilo -menos mal que Diego Simeone ha puesto un poco de orden en el caos-. Guardiola tiene su imagen muy bien controlada y sabe lo que le queda bien y lo que no. Por eso no solemos verle sin barba. Además, la barba es el mejor aliado para disimular una incipiente alopecia. Con todo eso, Guardiola sigue estando tan guapo como siempre. Nuestro veredicto: Ojalá regresara al Barcelona para hacerlos la liga más llevadera.

Rey felipe VI
gtres

El Rey Felipe VI. Cuando el entonces Príncipe de Asturias decidió dejarse barba todos supimos que ya no había vuelta atrás. Las barbas se habían instalado en la Familia Real y eso nos legitimaba a todos los demás para llevarlas -por mucho que algunos encargados todavía obliguen a que sus empleados se afeiten-. Ahora que Felipe ha subido al trono, debería recuperar las viejas costumbres. ¡Qué mejor que un Rey con barba! Nuestro veredicto: Esperemos que Doña Letizia, que es muy de rodearse de hipsters, convenza a su marido para que deje de afeitarse.