En su viaje a Nueva York

El detalle que descubrió los verdaderos problemas económicos de Terelu

La mayor de las hermanas Campos ya no oculta que está atravesando una época de mayor escasez económica

Terelu Campos Carmen Borrego Campos María Teresa Campos
1 / 7

1 / 7

Campos 7. Estrecheces económicas

2 / 7

Campos 1. Recuperándose

3 / 7

Campos 4. Mamá para el lujo, ellas para las gangas

4 / 7

Campos 2. ¿Espléndida o derrochadora?

5 / 7

Campos 5. "El dinero me vendría mejor"

6 / 7

Campos 3. Un carísimo regalo de Navidad

Más Sobre...

Las Campos

28 de diciembre de 2017, 10:38 | Actualizado a

Nadie lo diría viéndola caminar por la Quinta Avenida envuelta en pieles, gafas de marca y botas a la última moda, pero lo cierto es que sí, las cuentas de Terelu no son lo que eran. La hija mayor de María Teresa lo descubrió en su regreso a ‘Las Campos’. Y lo hizo con una naturalidad pasmosa y toda la tranquilidad del mundo.

Relacionado con esta noticia

La crisis ha hecho mella en todos. Bueno, en algunos más que en otros. Pero lo cierto es que a la colaboradora aún anda recuperándose de un periodo menos boyante económicamente hablando. Tanto ella como su hermana tratan de aclarar que los ‘despilfarros’, por llamarlos de alguna manera, económicos son producto de la tarjeta de mamá y no de las suyas. De hecho, Carmen insistió en este capítulo en Nueva York que la que va a tiendas de lujo y gasta enormes cantidades en regalos es su madre, mientras que su hermana y ella, cuando tienen que comprar con su propio dinero, lo que hacen es ir a Chinatown en busca de gangas.

Fue precisamente en pleno alarde de generosidad hacia sus hijas cuando Terelu reveló el estado actual de sus finanzas. María Teresa se empeñó en hacer a sus dos hijas dos espléndidos regalos: un par de zapatos de una exclusiva firma para cada una ¿El total de la ‘experiencia de shopping’? Más de 3.000 euros, una cantidad que escandalizó a toda la audiencia y a su propia hija. Por lo ‘bajini’, Terelu se acercó a su madre y le dijo, “a mí me vendría mejor el dinero que los zapatos”. Teresa insistió en hacer este regalo adelantado de Navidad y los problemas económicos de su hija los zanjó con un “de eso ya hablaremos”. Los apuros económicos, se discuten en casa.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?