"¡ole, ole turrón de toblerone!"

Todos los momentos ESTELARES que nos dejaron las Campos en Nueva York

De las fobias desconocidas de la familia, a la compra de bolsos falsos pasando por el atracón de perritos calientes

María Teresa Campos Terelu Campos Carmen Borrego
1 / 12

1 / 12

las campos en nueva york. Únicas en su especie

2 / 12

campos1. Un "poquito dopada"

3 / 12

Campos 4. No se puede tirar la comida

4 / 12

Campos 3. Una cervecita para el cuerpo por el viaje bien hecho

5 / 12

Campos 5. ¿Se puede estar más guapetona que Teresa con su moño?

6 / 12

Campos 2. Campi-fobia

7 / 12

Campos 7. ¿Y Edmundo es Mr.Big?

8 / 12

Campos 9. La sorpresa que empezó muy bien y acabó...

9 / 12

Campos. Goce. G-O-C-E

10 / 12

Campos 1. Gucci de tenderete

11 / 12

Campos 6. A querernos mucho

Más Sobre...

Las Campos

28 de diciembre de 2017, 08:07

¡Menuda joyita! Este año María Teresa Campos y sus dos hijas, Terelu y Carmen, nos han regalado una retahíla de momentos en Nueva York que ni el Berlanga en mayor estado de gracia habría sido capaz de escribir. Nos da igual que no sea un reality al uso, que tampoco sea un documental, un ficción-reality… que lo llamen ellas quieran pero que sigan dejándonos escenas tan delirantes como las que ayer pudimos ver con el estreno del primer capítulo de este regreso de Las Campos a la televisión.

Aquí van recogidos algunos de nuestros instantes preferidos protagonizados por la familia más divertida (y con mejores mechas).

  • Carmen feliz por no tener el ESTA y no poder viajar. Se trata de el permiso básico para visitar EEUU y en el suyo había un fallo. Lástima (para ella) que se lo pudieron arreglar y volar. Y es que la menor de las Campos tiene PÁNICO a los aviones. Asegura que si no ha viajado tanto como su hermana ha sido por este terror que la llevó a llorar antes del despegue de la aeronave. Después durmió como una bendita. Iba un “poquito dopada”
  • Terelu comiéndose lo suyo, lo de su madre y el jamón que habían comprado en el aeropuerto. La comida no se tira y no se puede desperdiciar nada, claro que no.
  • Terelu ‘hincándose’ una cervecita nada más pisar suelo americano. Las tres ‘Marías’ iban en una limusina y como el trayecto del JFK al Manhattan es de aproximadamente una hora, Terelu decidió ‘animar’ la fiesta.
  • “¡ZARA, ZARA!”. Terelu haciendo patria del gigante de la moda cuando le preguntan por el vestido con el que emuló a Marilyn sobre la rejilla.
  • “Dicen que soy, bueno que he sido, una persona muy sensual”. Siempre lo serás, Terelu.
  • María Teresa ha nacido para llevar moño italiano. ¿Estaba o no estaba guapísima la matriarca con ese peinado a lo Audrey desayunando en Tiffany’s? Pues eso ¡Peinado insignia para el 2018!
  • Sus fobias: a volar, a los ascensores y ¡a las palomas! Este programa de Las Campos, en vez de llamarse “en NuevaYork” debería haber sido “se enfrentan a sus terrores”. Terelu no puede ver un grupo de palomas, y mucho menos que estas vuelen hacia ella.
  • De ‘Sexo en Nueva York’ María Teresa sería… ¡Carrie! Lo tiene clarísimo. Terelu no quiere que la comparen con Samantha, “la guarrona”, ¡pero si es diversión absoluta, como ella!
  • Terelu, esplendida dando propinas. Contó que una vez dio 100 dólares a un taxista porque pensó lo peor de él, que la iba a abandonar en el Bronx cuando lo que estaba haciendo el profesional del transporte era ahorrarle un atasco.
  • El último viaje en helicóptero de las Borrego Campos. Iba a ser un regalo para Carmen, pero esta no se montó en la nave. El viaje lo hizo sola Terelu que pasó del “estamos tan agustitooo” que cantaba Ortega al “ojú” de las Niñas. El helicóptero se movía mucho y “hacía ruidos que no había oído antes”, Terelu salió de ahí como un flan.
  • Catas de perritos. En cualquier sitio. A cualquier hora. Y acabó empachada, claro está.
  • “A mí no me gusta comprar falsificaciones. Pero bueno, comprar una de vez en cuando no es delito”, dice Carmen tras haberse llevado unos cuantos Guccis, Vuittones y que su hermana pelease por llevarse un reloj Michael Kors a precio de saldo.
  • “¡Brindo por mi papada!”. Borrego quiere operarse de esta zona del cuerpo pero al final del capítulo decidía brindar por ella.
  • Y todo un capítulo resumido en una frase: “Ole, ole ole, turrón de Toblerone”. La frase de Terelu que no pensamos parar de repetir

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...