Se pronuncia sobre la polémica del tuit de su pareja sobre los paparazzi

Clara Lago: "Si Dani entendió que era necesario ese tuit es que era necesario"

¿Y tú qué opinas?

Clara Lago Ipanema
GTRES

30 de abril de 2015, 10:50

No era la tarde de Clara Lago. La actriz es la nueva imagen de Ipanema en España. Recoge así el testigo publicitario de Sara Carbonero -“que será estupenda, pero no la conozco, mejor hablamos de las chanclas”- y de Gisele Bundchen -“el ser humano que más admiro del mundo entero”-.

 

Pero más allá de la comodidad de los zapatos de tacón o si los prefiere planos o de si se cuida la pedicura o no, que ahí tampoco estuvo fina –“hay un chino debajo de mi casa que 'por na y menos' te deja unas uñas divinas pero no voy"-, la atención, mal que le pese, se centraba en su vida personal, es decir, en su relación con Dani Rovira.

 

Se conocieron durante el rodaje del éxito cinematográfico 'Ocho apellidos vascos'. Sin embargo, la química entre ambos trascendió a la pantalla, algo que tardaron muchísimo en confirmar. Ayer incluso, Clara, cuando se le pidió que hiciera un balance sobre su último año, en el que pasó de estar sola a estar acompañada, ella dijo “eso de que yo estaba sola te lo has sacado tú de la manga”, un lapsus teniendo en cuenta que las fechas sobre el comienzo con Dani y el final con su anterior pareja bailan en el tiempo. Fue por eso que los papparazzi les convirtieran en objetivo de sus pesquisas y tanto va el cántaro a la fuente que hace una semana Rovira encendía las redes sociales expresando la opinión que me merece la profesión. Vamos, que la expectación que genera la pareja la llevan ambos mal. Tanto es así que Clara llega a apuntar que siente “una especie de violación rara”.

 

Imagen de Ipanema.

- Sí, todo muy feliz y muy contenta.

 

Eres la Gisele Bundchen española de la firma.

- Gisele es la modelo que más admiro y el ser humano más impresionante del mundo entero. Así que poderla emular yo a nivel nacional te sube el ego.

 

Estás guapísima en las fotos, super sexy.

- Muchas gracias, pero si llegas a ver cómo se hicieron… Eso no tenía nada de sexy. Me tenías que ver, tío, con una manta enrollada al cuello, una bufanda que me dejó la maquilladora, un gorro que me ponía cuando podía… porque hacía un frío en aquella playa de Cádiz. Ves a las modelos y dices ¡qué fácil! Pues sufren mucho las pobres porque no, no es fácil. He descubierto que se pasa muy mal. Que como el tiempo te juegue una mala pasada, lo flipas. Es un trabajo casi de interpretación. Poner cara de 32 grados cuando estás helada. Pero más allá del frío que pasé, he de confesar que fue muy divertido. Que estuvimos cuatro días en un casa, en Zahara de los Atunes, todos allí metidos, en la cocina, desayunábamos, en una mesa comunal todos, era como un Gran Hermano, pero no nos nominábamos los unos a los otros… así que muy guay.

 

Eres más de calzado cómodo que de taconazo ¿entonces?

- Me gusta que sean cómodos. Me gusta mucho el mundo tacón, pero agradezco mucho la comodidad.

 

¿Cuántos zapatos tienes en tu armario?

- No sé cuántos. Bastantes. Tengo muchos de tacón ¿eh?, pero realmente soy de plano. Y chancla. Con chancla soy feliz. Y no, no me he puesto a contarlos. No soy Sarah Jessica Parker pero tengo unos cuantos…

 

Vas a sustituir en la campaña a Sara Carbonero, ¿qué te parece?

- Creo que es mejor que hoy hablemos de la marca. Sara será estupenda, pero no la conozco personalmente, no puedo decir mucho. Mejor hablamos de chanclas. A mí me hizo ilusión que me lo ofrecieran. Soy una chica de verano. Debía de haber nacido en Cuba porque estoy todo el día en chanclas. Yo a 30 grados soy muy feliz. Soy muy fan del clima mediterráneo casi caribeño. Si me preguntan ¿mar o montaña? Yo, mar.

 

Por cierto, ¿qué harás este verano? ¿Dónde iréis Dani y tú?

- No he tenido tiempo de pensar eso. Y ojalá que no tenga vacaciones, eso significaría que estoy trabajando y hoy por hoy sería una bendición.

 

Pero estarás en operación bikini ¿no? ¿Te cuidas mucho?

- Los actores trabajamos con nuestros cuerpo, es nuestra herramienta de trabajo, tío. Y tengo la suerte de tener un hermano con un estudio de pilates y hago tonificación, salgo a correr, voy alternando cosas… Intento comer sano, aunque también me pego mis pequeños festivales, que son necesarios de vez en cuando.

 

¿Tienes rutina de belleza?

- De la depilación siempre he sido un poco friki. Nunca me ha gustado el pelo donde no tiene que estar por principio. De hecho, tengo una coña con los colegas de que siempre les digo que estoy depilándome en la peluquería cuando no me localizan. Luego, para otras cosas, soy un desastre. Para las uñas por ejemplo. No soy capaz de tener continuidad y eso que tengo un chino debajo de mi casa que por 'na y menos' te las deja divinas, pero no voy. Mi repre tiene un repertorio de mis pequeñas locuras que no veas. Como tener unas fotos de mano con bolso y que se me haya olvidado hacerme la manicura. O las joyas.

 

Hablabas antes de festivales gastronómicos, este año ha sido un festival en todos los sentidos para ti ¿me podrías hacer un balance de lo que ha significado?

- Ya lo has dicho tú. Qué quieres que añada.

 

Ha sido tu año, no el mío, algo podrás añadir…

- Ha sido un año de muchas cosas. Muy intenso. Empezó muy fuerte con el estreno de 'Ocho apellidos vascos' y ha sido un boom a todos los niveles. Eso ha conllevado también una pérdida a la hora de poder estar tranquila por la calle. Esto tiene sus pros y sus contras, ha sido un año estupendo para toda la industria del cine español.

 

Pero yo me refiero a ti

- Para mí también porque formo parte de esta familia maravillosa del cine.

 

Pero personalmente… Antes estabas sola, ahora estás acompañada

- Eso de que yo estaba sola te lo has sacado tú de la manga… Yo vivo acompañada siempre. Me rodeo de gente maravillosa todo el rato.

 

Y también haces campañas publicitarias con tu chico…

- A dónde quieres llegar

 

¿Quien conquistó a quién por ejemplo?

- Y qué tal hablar de unas chanclas que son muy interesantes…

 

Ya hemos hablado

- Pues anda que no quedan cosas por contar de Ipanema…

 

A ver ¿haces deporte en pareja?

- Si haces baloncesto es mejor acompañada.

 

Lo digo porque como Dani hace running, ¿tú le acompañas?

- Uy, Dani lleva corriendo maratones no sé cuánto tiempo. Yo soy fumadora, tío. Yo voy a mi ritmo. Y los maratones me parecen un sufrimiento. La gente que los hace, 'chapeau', pero a mí… Uf… Me parece insano hasta cierto punto. Yo, mis diez kilometritos y como nueva.

 

Y rodar ¿se rueda igual ahora que estáis juntos a antes que solo érais amigos?

-No los sé. No me ha pasado todavía. Ya te lo contaré más adelante.

 

Estuviste hace poco en Los Ángeles haciendo castings, ¿han fructificado?

- Me apetecería trabajar allí. Trabajar, vivir no. Lo de allí, profesionalmente, es otra liga, tío, pero claro, a mi me falta el calor de la gente. Muchas ganas de hacer películas allí y muy pocas de vivir. Yo soy mucho de ¡Viva España! de ¡Viva Malasaña! y si me quitas el poder bajar a tomarme un vinito y que me pongan una tapita y hablar con el camareno de siempre, no soy yo. Y en Los Ángeles no hay eso. Es un sueño, sí, conseguirlo como Penélope o Javier Bardem que trabajan aquí y trabajan fuera. Eso mola…Y si ser imagen de Ipanema ayuda, eso que me llevo.

 

Hace unos días Dani escribió un tuit en el que opinaba del trabajo de compañeros, de los papparazzi, ¿qué opinión te merece esa reflexión que hizo?

- Supongo que lo que interesa es lo que dijo él.

 

Es que lo que piensa lo dejó muy claro ¿no?

- A mí lo que me parece es que es muy distinto el trabajo de un papparazzi al de un fotógrafo.

 

Muchos son los mismos, Clara

- Bueno, pues una parte me parece maravillosa, la otra la entiendo como un trabajo, pero también creo que hay maneras y maneras de acercarse y tratar con una persona cuando hay un punto que estás invadiendo de su intimidad. Que sea legal no quita que lo que esté haciendo sea invadir la intimidad de una persona. Supongo que les mandan, que son unos 'mandaos', que les obligan como a otros les obligan hacer unas preguntas, que entiendo que se hagan, pero la manera de plantearlas es donde hay diferencia.

 

Apoyas entonces a tu chico…

- Tu escúchame e interpreta lo que quieras. Si él entendió que era necesario ese tuit es que era necesario.

 

¿Piensas que una actitud beligerante de tu chico con la prensa te puede perjudicar?

- Todos somos adultos y sabemos que somos seres indivuales y lo que una persona ponga en su Twitter personal es en su Twitter personal. No lo sé… Ha sido muy reciente para saberlo. ¿Cambiamos de tema?

 

Bueno… ¿pensáis en boda?

-No pillabas que me hacía la loca… Pido el comodín de la llamada.

 

Bueno, tema película. ¿Ya has hecho la maleta para el rodaje en Girona?

- Uy, yo soy de las que lo dejan para el ultimo momento. Pero supongo que unas chanchas, el guión…

 

Alguna fotillo de tus papis.... Para hacer hogar.

- He aprendido a ser un poco nómada… Como llevo desde tan pequeña en esto, yo aprendí rápidamente a adaptarme a cualquier sitio como si fuera mi casa sin necesidad de mucho más. Soy muy de no llevarme nada especial.

 

Haber empezado tan joven en el cine, ¿te hace pensar en que a lo mejor te perdiste algo cuando eras niña?

Vaya preguntón (risas). No considero que me haya perdido nada ni que me haya afectado negativamente porque, al revés, me ha enriquecido muchísimo. Lo que me ha aportado la profesión desde muy joven ha sido prácticamente todo positivo. Gracias a mi repre y a mis padres fuimos eligiendo los trabajos y hacía una peli al año y luego iba al cole como el resto de niñas para que mantuviera siempre la coherencia con mi edad. Y luego, he tenido siempre a mi grupo de amigas que son las mismas desde antes de empezar en esto. Mis nueve chicas son mi pilar, las que me ayudan a reencontrarme con mi yo más esencial. No siento que me haya perdido nada, y desde muy joven he vivido con esto del no anonimato total.

 

¿Eso te ha afectado a la hora de relacionarte con la gente? Con los niños cuando eras niña, con la prensa, los fans…

Los niños pueden ser crueles sí… Pero no es una cosa de que te critiquen, si no de que no te traten como si fueras una personal normal. Que seas la de tal peli o la de tal serie hace que pierdas tu identidad como persona anónima y que ganes una nueva identidad que la gente cree que conoce, pero no conoce, y que hace que se acerque a ti de una manera que no es… la cosa es que no sé si yo no he sabido relacionarme con la gnete o es la gente la que no ha sabido relacionarse conmigo.

 

Precisamente por esa vida enfrentándose a eso, la atención mediática te tendría que resultar más familiar ¿no?

-Estoy acostumbrada a las sesiones de fotos, a los eventos y los photocall, pero mi popularidad nunca había sido tal como para el rollo papparazzi que me ha pasado ahora…

 

¿Lo has vivido como un shock?

- Es raro, sí. Es una sensación muy extraña. Como de una especie de violación rara que no sabes muy bien como gestionar. Y lo digo desde la honestidad. No sabría cómo explicar la sensación. Y no solo por los papparazzi si no también por la gente normal que te hace fotos robadas con un móvil en cualquier sitio porque todos los móviles tienen un objetivo de la leche… Eso es nuevo para mí. Y para los que estamos ahora mismo en un grado de popularidad elevado la cosa es nueva y estoy intentando aprender.

 

Por Luis Nemolato