Por EL HOMBRE CONFUSO

Apueste: María Teresa Campos o Ana Rosa Quintana

¿Y tú qué opinas?

Campos Quintana
Gtres

27 de agosto de 2014, 16:30

Son las grandes damas de la televisión, las 'reinas de las mañanas', las profesionales más respetadas, los valores seguros de la cadena, las más queridas por los telespectadores, las musas de las ondas catódicas. Son María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana, las dos mujeres que llevan décadas controlando la parrilla televisiva. Han sido rivales, amigas, enemigas, confidentes y hasta han compartido plató en contadas ocasiones, pero, admitámoslo, no se puede ser fan de las dos. Aunque ahora trabajen en la misma cadena y en horarios compatibles, en nuestra memoria -y en nuestro corazón- siempre quedará la lucha por conquistar la preciada audiencia de la franja matutina. Ahora, en esta época de madurez y serenidad, les preguntamos: ¿Ustedes de quién son, de María Teresa o de Ana Rosa? ¿De 'Día a día' o de 'El programa de AR'? ¿De 'Pasa la vida' o de 'Sabor a ti'? Seguro que tienen las ideas muy claras, pero como en esto de las apuestas siempre hay indecisos, les ofrecemos tres razones para decantarse por una o por otra. Estén tranquilos, siempre saldremos ganando.

 

 

Apuesten por María Teresa

 

1. Porque no conoce lo que es la jubilación. En España hay pocas profesionales tan incansables como María Teresa Campos. La presentadora se enfunda cada fin de semana sus altísimos tacones, dispuesta a conducir su exitoso '¡Qué tiempo tan feliz!'. Pero no contenta con eso, también se pasea por 'Sálvame', donde ejerce de defensora de la audiencia, y posa para su recién estrenada revista. Y todo a los 73 años. Cuando la mayoría ya están hartos de la jubilación, la Campos continúa trabajando como la que más. Por su afán por trabajar sin parar deberían apostar por María Teresa Campos.

 

 

2. Porque ha conseguido desafiar al paso del tiempo. Cada año que pasa, María Teresa Campos está más joven. De hecho, ha conseguido lo que toda madre desea: parecer de la misma edad que sus propias hijas. La presentadora, que luce mejor tipazo ahora que hace 30 años, debería contarnos cuál es su secreto para vencer a la ley de la gravedad, ya que estamos deseando descubrirlo. Pero que tenga cuidado, que el amor engorda mucho, y a ver si va a perder la forma física que ha alcanzado. Que si cenas, que si desayunos, que si aperitivos, que si tentempiés a la luz de las velas, todo muy peligroso para la báscula. Por haber encontrado la fuente de la eterna juventud, deberían poner todos sus esfuerzos para que gane María Teresa.

 

 

3. Porque es la madre y mentora de otra musa de la televisión, Terelu Campos. ¿Qué sería de España sin Terelu? La hija de María Teresa Campos ha conseguido todo lo que se ha propuesto. Desde ser la mítica script de los programas de su madre, hasta presentar su propio espacio en Telemadrid o protagonizar una de las portadas más buscadas de Interviú. Y todo gracias a su madre, que le ha enseñado cómo deben hacerse las cosas. Ahora ambas han encontrado el amor y en nada volveremos a ver a Terelu en televisión. ¿Esto no merece un aplauso? Por ser la madre más televisiva de la historia, deberían apostar por María Teresa Campos.

 

 

Apuesten por Ana Rosa

 

1. Porque lleva nueve años levantándose a las cinco de la mañana. Madrugar es muy duro, todos lo sabemos, pero lo de tener que levantarse a las cinco de la mañana para estar estupenda antes de las nueve, son palabras mayores. No sabemos a qué hora se acostará Ana Rosa Quintana, pero, desde luego, lleva muchos años durmiendo muy poco y eso no puede ser bueno. Menos mal que el éxito del programa, temporada tras temporada, debe compensarle el esfuerzo. Por ser la mujer que pone las calles cuando el resto de españoles dormimos deberían apostar por Ana Rosa Quintana.

 

 

2. Porque ha logrado vencer las reglas de la genética. Cuando Ana Rosa ya se había olvidado de aquello de cambiar pañales y no dormir por las noches -pero no por tener que hacer un programa en directo, si no por darle de comer a los niños-, decidió quedarse embarazada. Desafiando todas las reglas de la naturaleza, la presentadora dio a luz a sus gemelos Juan y Jaime con 48 años. Ahí es nada. Y no crean que el esfuerzo le pasó factura. Todo lo contrario. Desde entonces, Ana Rosa está más joven que nunca. Por haber dado una lección a quienes pensaban que ya se le había pasado el arroz, deberían hacer que Ana Rosa venciera esta competición.

 

 

3. Porque solo le falta entrevistar a la reina Letizia para convertirse en un mito. El poder de convocatoria de Ana Rosa es infinito. Por su plató han pasado las principales personalidades del país, desde políticos, hasta escritores, actores, periodistas y sí, también los protagonistas de la crónica rosa. La presentadora consigue sacar lo mejor de todos sus contertulios, sean ex presidentes del Gobierno o concursantes de un reality. Pero, aunque ella no lo diga, nos imaginamos que tiene una espinita clavada en el alma. No haber podido entrevistar -hasta la fecha- a la reina Letizia. ¿Lo conseguirá? Pueden estar seguros. Por haber posicionado a su programa entre las visitas obligadas para todo tipo de personajes mediáticos, deben apostar, sin duda, por Ana Rosa Quintana.

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa
  2. Kiko Matamoros: "Me gustaría que mi hija Ana tuviera relación con sus hermanos"
  3. Rocío Flores Carrasco habla claro: "Mi madre ni me va, ni me viene"
  4. El peor momento de Antonio Orozco
  5. El último susto médico de Belén Esteban