Buenos trucos

Cómo evitar los excesos estas fiestas

Es difícil no comer de más en Navidades, por eso te damos trucos para 'compensar' esos excesos y aligerar tus platos

Actualizado a

Evitar los excesos navideños

Se calcula que un menú de fiestas puede llegar a las 3.500 kcal y que buena parte provienen del postre, de la sobremesa y de las bebidas. No se trata de que renuncies a la tentación, pero sí que moderes tus raciones y que no abuses del alcohol (piensa que una copa de cava son 65 kcal; una copita
de licor, 110 kcal; un vaso de vino tinto, 78 kcal). Compensa los días que has comido de más con platos menos calóricos el resto de la semana. Sobre todo, con alimentos que contengan fibra y caldos, ya que llenan tu estómago y sacian.

Trucos para restar calorías

  • Chips crujientes de verduras variadas. Una guarnición baja en calorías ideal para acompañar platos de carne y pescado. Con la ayuda de una mandolina, haz finas lonchas de patata, remolacha, zanahoria y yuca. Extiéndelas sobre una bandeja y hornéalas a fuego lento. También se pueden tomar como tentempié con una salsa ligera de yogur griego.
  • Guarnición de col lombarda, manzanas y uvas pasas. Para acompañar asados sin apenas añadir calorías. Con la col lombarda, una verdura típica de las comidas y cenas navideñas, vestirás los platos con su llamativo color. También se puede servir como entrante.
  • Mayonesa y besamel light. La mayonesa es el aderezo tradicional de pescados, mariscos, espárragos blancos y también la base para elaborar otras salsas. Una sola cucharada supone unas 175 kcal. Pero puedes aligerarla un poco si la preparas tú misma y sustituyes parte del aceite por caldo de verduras. En cuanto a la besamel, una versión más ligera consiste en usar leche desnatada, maicena y nuez moscada en lugar de mantequilla y harina de trigo.
  • Caldo 'desgrasado'. Para que sea ligero, debe estar elaborado a base de vegetales y también hay que quitarle la grasa. Una manera sencilla de hacerlo es apoyar un poco de papel de cocina en la superficie. Verás cómo se adhiere toda la grasa.
  • Rellenos con frutas. Una carne blanca (como la pularda o el pavo) con un relleno a base de frutas es una opción exquisita de plato de fiesta con pocas calorías. Con su intenso dulzor y color realzan el plato. Añade ciruelas, pasas, manzana, piña, arándanos, naranja...

Compensar cuando no son fechas señaladas

Desayuna sin bollería: elige entre copos de avena, una pieza de fruta o pan integral con tomate y jamón york o pavo. Entre horas, a media mañana o tarde, dos mandarinas, yogur o leche desnatados, una infusión... La comida que sea ligera, a base de caldo de verduras con pollo o una ensalada completa y fruta. Y cena suave, lo mejor para el estómago por la noche es tomar algún plato generoso de verdura hervida, puré o caldo vegetal. Las ensaladas son indigestas.

Mejora tus digestiones

Las comidas copiosas y ricas en alimentos grasos pueden provocar molestias estomacales como digestiones pesadas o acidez. Por eso...
Comino en carnes y pescados blancos. Esta especia puede ayudar a reducir las flatulencias y las molestias gastrointestinales.
Piña natural de postre. Contiene una enzima, la bromelina, que beneficia la digestión porque ayuda a digerir las proteínas. Además, tiene solo 40 kcal por cada 100 gramos. También la puedes incluir en las ensaladas.
Infusión de boldo. Está especialmente recomendada para mejorar las digestiones lentas y la pesadez de estómago. Acabar las comidas con una infusión de boldo es una buena opción para aliviar las molestias digestivas de forma natural.

Lluïsa Sanmartín

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?