Todas sabemos que nuestro cabello es uno de los factores más importantes y decisivos en nuestro físico, ya que es capaz de disimular y potenciar zonas del rostro. Sabemos qué tipos de corte favorece más según lo que busques conseguir, pero, ¿y los peinados? Estos también pueden ayudarte a saber cuál es el adecuado según tengas la cara redonda, cuadrada, alargada o en forma de corazón.

Artículo relacionado

Para salir de dudas, y sacar el mayor partido a nuestro rostro, Ana Martínez, Education Manager de Jean Louis David, nos desvela cuáles son los 4 tipos de peinados perfectos para cada uno. ¡Toma nota!

  • Rostros redondeados

En este tipo de rostros debemos evitar los recogidos en la parte delantera, demasiado apretados que apelmazan y aplastan el cabello, a la vez que acentúan la redondez de los rasgos. Lo mejor es optar por hacer un recogido alto para desdibujar este tipo de rostro, y buscar un efecto despeinado. Es el peinado ideal para alargar la cara y desdibujar los contornos.

  • Rostros cuadrados

Lo ideal es apostar por un recogido que redondee los ángulos del rostro. Este recogido no debe endurecer las facciones de la cara sino suavizarlas, por eso, lo mejor es optar por uno abombado y orientado hacia un lado.

  • Rostros alargados

Si no se quiere acentuar el aspecto longitudinal del rostro, lo mejor es dejar el cabello suelto o apostar por un semi-recogido, para no dejar tan enmarcado el rostro, y cortar esa longuitud de manera óptica.

  • Rostros en forma de corazón

Si se tiene la frente amplia, en lugar de centrar la atención en ella con un peinado alto que visualmente aumente su volumen, debemos apostar por una cola de caballo para crear una melena corta “falso bob” que estructure el rostro.