Rocío Flores ha decidido desmarcarse de todas las polémicas que está protagonizando desde el paso al frente de Rocío Carrasco con su histórico documental. La joven sabe perfectamente que cada una de sus palabras son analizadas con lupa y su último enfrentamiento con el Maestro Joao ha hecho saltar todo por los aires. La hija de Antonio David ha mostrado su cara oculta en televisión y ha sido muy criticada por varios colaboradores televisivos y, también, por Ana Rosa Quintana. A pesar de que ha pedido disculpas por su reprochable actitud, Rocío se ha refugiado una vez más en sus amigas y en su novio, Manuel Bedmar. La exconcursante de Supervivientes 2020 se encuentra en Málaga olvidándose de todo lo que ha vivido durante la últimas semanas... Y, ¿qué mejor que hacerlo al lado del mar y con tu gente de confianza? ¡Menudo planazo!

Artículo relacionado

Rocío Flores está atravesando su etapa familiar más complicada. Su defensa a Olga Moreno le ha costado multitud de disgustos pero Manuel Bedmar ha estado a su lado en todo momento. El joven no se ha separado de su chica ni un solo segundo y, junto a su círculo más íntimo de amigos, han disfrutado de una tarde de sábado en uno de los chiringuitos de moda de Torremolinos. Risas, confidencias, buen ambiente y una canción que podría ser perfectamente un mensaje velado hacia Rocío Carrasco... ¡DALE AL PLAY y no te pierdas ningún detalle de su tarde de fiesta!

Tanto Rocío Flores como Manuel Bedmar forman una de las parejas más consolidadas y ninguno de los dos se corta a la hora de compartir las intimidades de su noviazgo públicamente. Ambos se encuentran inmersos en su proyectos profesionales. Rocío se ha convertido en una de las colaboradoras que más expectación crea en televisión mientras que Manuel podría estar preparando su incursión en Mediaset de la mano de Gran Hermano VIP 8. ¿Serán ciertos los rumores? Por el momento, se desconoce la identidad de los futuros concursantes del reality, pero el yerno de Antonio David no se cierra ninguna puerta.