Tom Brusse vivió el pasado domingo 25 de octubre una noche más que complicado. El joven se enfrentó al trago más amargo tras romper con Melyssa Pinta por serle infiel en La isla de las tentaciones:verse las caras con Nela, su exsuegra. Sin embargo, la jornada no terminó ahí, ya que el joven terminó incluso llevándose la reprimenda de la Policía.

Artículo relacionado

Tras su paso por El debate de las tentaciones, Tom Brusse demostró que lo suyo con Sandra está más que asentado y fue ella la que lo recogió en el hotel tras terminar la grabación. La pareja se dejó ver a altas horas de la madrugada a las puertas del recinto, lo que hizo que la Policía Municipal de Madrid se parara para recordarles que no se puede estar en la calle.

Tom Brusse

Tom Brusse y Sandra, tras 'El debate de las tentaciones'

GTRES

Según el Estado de Alarma y las medidas de la Comunidad de Madrid, no se puede circular por las calles desde las 00.00 a las 06.00 horas. Por ello, Tom y Sandra se estaban saltando todas las medidas y la Policía Local los podría haber multado. Sin embargo, al final todo terminó en un aviso y tras hablar con los agentes, la pareja se montó en su coche y puso rumbo a su vivienda.

Una noche complicada

Todo después de que Tom Brusse viviera un encuentro más que complicado en plató. El joven se veía las caras con Nela, la madre de Melyssa Pinto, quien no dudó en reprocharle su comportamiento. “Te he tratado como un hijo, eras el niño de mi casa”, lo recibía su exsuegra.

Artículo relacionado

Tom, bastante frío, le pidió perdón, pero sus palabras sentaron todavía peor a Nela. “No digas lo siento por hacerle daño a la familia, porque no sientes nada. Eres un sinvergüenza y un mentiroso. Has usado a mi hija para coger fama y los seguidores que tienes son de mi hija”, aseguraba muy contundente.