Aunque su relación no pasa por el mejor momento, la pasión entre Hugo Sierra e Ivana Icardi no acaba. La pareja ha cumplido dos meses de relación en Honduras y, a pesar de que las fricciones entre ellos han comenzado a surgir los concursantes continúan protagonizando unos más que comentados encuentros bajo las estrellas de Honduras.

Artículo relacionado

Unos encuentros sexuales sobre los que sus compañeros han querido saber más. Tras una noche de tensión en Cayo Paloma por la pelea de Rocío Flores y Albert Barranco con José Antonio Avilés, los concursantes consiguieron rebajar la tensión gracias al interrogatorio que le hicieron a Ivana sobre las noches de pasión que pasa con Hugo Sierra.

En primer lugar, José Antonio Avilés se ha querido interesar sobre cómo lo pasaba la pareja en Playa Desvalida. “¿Es verdad que os quitaron el toldo y todo?”, le preguntaba el joven a Ivana, a lo que la italiana contestaba que sí. Una respuesta ante la que sus compañeros se han dado cuenta de que sus encuentros no han sido muy discretos.

Ivana Avilés Rocío Flores Barranco

Las preguntas comenzaron entonces a subir de tono. Un momento en el que Rocío Flores ha aprovechado para interrogar a su compañeros sobre cómo de ‘contento’ se ponía Hugo Sierra. Avilés, por su parte, ha querido saber si habían tenido sexo oral en la isla. “¿Entonces baja al pilón o no?”, ha preguntado el periodista ante la risa de sus compañeros.

Un momento en el que Ivana ha terminado desvelando qué es lo que no quiere que le haga el ex de Adara Molinero mientras que estén en la isla. “Le dije yo que no. Eso no me lo huele pero vamos…”, ha asegurado la argentina, en clara referencia a la poca higiene personal que los concursantes tienen en la isla.

Artículo relacionado

Eso sí, Ivana ha querido dejar claro a todos sus compañeros que no tiene ninguna queja de sus encuentros con Hugo. “Hace las cosas muy bien. Parece un piano embrujado cuando se pone a dar…”, ha asegurado ante la atenta mirada de sus compañeros.