Hay muchísimas preguntas en el aire y alrededor del impactante descubrimiento que Rocío Carrasco hacía tras la muerte de su madre. Un diario de Rocío Jurado que se ha convertido en la incógnita del momento y que ha revuelto a todo el clan Mohedano. De nuevo Rocío Carrasco vuelve a encontrarse cómo su demoledor testimonio, apoyado por pruebas, se encuentra en entredicho por personas que han sido tan cercanas como José Ortega Cano. Y de nuevo, con la verdad, vuelve a dar la cara. Después de las merecidas vacaciones en el que ha sido el año de su revolución, de la revolución de tantas mujeres que han conectado con su historia, Rocío Carrasco ha vuelto a 'Sálvame' para aclararlo todo alrededor del documento sobre el que gira la segunda parte de su docuserie, 'En el nombre de Rocío'.

Artículo relacionado

Rocío Carrasco no podía disimular los nervios. Reconocía la emoción de volver a pisar el plató de 'Sálvame', pero sobre todo de "hacer las cosas como tienen que ser", en clara referencia a el diario de su madre encontrado en un buró hace más de una década. En su tono no había ni atisbo de miedo, porque con la verdad, es consciente de que no la van a poder acorralar todos aquellos, sobre todo de su familia, que han puesto en duda la existencia de los pensamientos recogidos de su madre. Rocío Carrasco se ha manifestado con la misma contundencia con la que narró su demoledor testimonio semana tras semana.

Artículo relacionado

Lo primero que ha hecho ha sido matizar el hecho de que se denomine "diario" al documento que encontró escrito por la más grande, además de confirmar su existencia: "A ver, existen unos escritos que yo no sé por qué se le ha llamado diario. Son de ella con reflexiones sobre su vida, eso es lo que existe. No es un diario, son opiniones, anotaciones, vivencias, reflexiones escritas de mi madre".

Tras subrayar y pedir que a partir de ahora se le llame "reflexiones", ha lanzado un misil en forma de mensaje demoledor dirigido a Amador y Gloria Mohedano, los cuñados de su madre y José Ortega Cano quienes, golpeando de salida, han puesto en duda la existencia de este controvertido documento: "A su hermana, a su hermano, a sus cuñados y al que era su marido, no les hace falta saber lo que pone ahí, porque lo han vivido. A ellos no les hace falta saber, ver ni leer ni tener, porque lo que ponga o no ponga lo han vivido ellos".