Rocío Carrasco está de vuelta. Hoy 25 de agosto ha vuelto a ocupar su silla como colaboradora de Sálvamey lo ha hecho como la clara protagonista de la jornada para frenar todo los rumores que han surgido en torno al diario secreto de Rocío Jurado. Quedan muy pocas semanas para que En el nombre de Rocío, la segunda parte de su documental, vea la luz, y muchos son los frentes que tiene abiertos. La madre de Rocío y David Flores lleva sin pisar las instalaciones de Mediaset desde hace un mes, coincidiendo con la proclamación de Olga Moreno como ganadora de Supervivientes 2021, y ahora Rocío ha aclarado la razón por la que no ha acudido a su puesto de trabajo y ha respondido a todas aquellas personas que le han puesto en duda: ¡la organización le ha dado vacaciones!

Artículo relacionado

Sí, como todos los trabajadores de la cadena, Rocío Carrasco ha disfrutado de unos merecidos días de desconexión junto a Fidel Albiac en la Costa Brava y así lo ha hecho saber para todas aquellas personas que se han atrevido a cuestionarla, ya que muchos de sus detractores han dado por sentado que su ausencia se ha debido para no contestar a Olga Moreno.

"Me fui de vacaciones, bueno, me dieron vacaciones. Me dijeron 'vete que merecido te lo tienes', y he estado yendo y viniendo, como todos sabéis, porque no he dado un paso que no se haya visto", le ha confesado Rocío Carrasco a Carlota Corredera.

rocío carrasco y carlota corredera

Rocío Carrasco y Carlota Corredera en 'Sálvame'.

Telecinco

Artículo relacionado

Además, ha querido destapar cómo se encuentra de ánimos tras la montaña rusa de emociones que ha supuesto su vuelta al foco mediático y ha dado detalles de cómo han sido estos días de paz.

"Estoy tranquila, pensando, asimilando, mirando cosas para el documental nuevo. Es el primer año que he tenido una fuerza mínima para hacer una escapadilla. Demasiado llevaba sin hacerla, 12 ó 13 años. Demasiado. Tenía ganas de volver, estoy ahora nerviosa, porque soy así y al final siempre me pongo nerviosa cuando tengo que hacer algo y el día que no me ponga no será bueno. Al final, tengo los nervios típicos de querer hacer las cosas como tienen que ser", ha rematado dispuesta a seguir contando la verdad de los hechos.