Después de más de un mes de ausencia en el que ha disfrutado de unos más que merecidos días de vacaciones, Rocío Carrasco ha reaparecido en 'Sálvame' este miércoles con una auténtica declaración de intenciones. Sin ni tan si quiera escuchar su voz, solo a través de su look, hemos sido conscientes de que la hija de Rocío Jurado ha vuelto a Mediaset con muchas ganas de hablar.

Artículo relacionado

Si hay un color que se relacione a Rocío Carrasco ese es el fucsia, un tono que se ha convertido en una oda al feminismo después de que ella lo luciera durante la emisión de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva'. Una tonalidad de rosa potente y vibrante que ha recuperado este miércoles con un toque más informal.

Rocío Carrasco se convertía en la protagonista indiscutible de los primeros minutos de 'Sálvame'. La hija de Rocío Jurado hacía un recorrido hasta el plató donde nos ha dejado ver con lujo de detalles el estilismo que ha elegido. Un look que no tendría la mayor relevancia si no hubiera recuperado su buque insignia: el fucsia.

rorra
Telecinco

La nueva colaboradora de 'Sálvame estaba sencillamente radiante, presumiendo de favorecedor bronceado con un sencillo vaquero pitillo de tiro alto que ha combinado con un top de satén fucsia a juego con una blazer del mismo tono. Una combinación informal, sencilla, cómoda y que reúne varias tendencias sin perder un ápice de estilo y sofisticación.

Como no podía ser de otra manera, completaba este look tan versátil, perfecto para ir a la oficina o a una comida con amigas, con unos salones atados al tobillo, también de color fucsia. Si algo ha dejado claro Rocío es que este tono, que también hemos visto en su hija y su hermana Gloria Camila, irá ligado a su persona muuuuucho tiempo.