Rocío Carrasco ha regresado al plató de Sálvame con las ideas muy claras y nerviosa ante esta esperadísima reaparición: "Tenía ganas de volver, estoy nerviosa. El día que no me ponga no será bueno", ha reconocido ante Carlota Corredera. Tras la proclamación de Olga Moreno como ganadora de Supervivientes 2021, la mujer de Fidel Albiac decidió guardar silencio y disfrutar de unas merecidas vacaciones después de haberse convertido en la protagonista absoluta de los últimos meses. La hija de Rocío Jurado ha vuelto a su programa con la intención de contar toda la verdad sobre el diario secreto de Rocío Jurado, unos escritos con los que pretende desenmascarar al clan Mohedano el próximo otoño gracias a la segunda parte de su documental, En el nombre de Rocío. Además, ha querido romper también su silencio sobre Rocío y David Flores tras los últimos acontecimientos.

Artículo relacionado

Durante Rocío: contar la verdad para seguir viva, Rocío Carrasco destapó el profundo dolor que le producía estar separada de sus hijos. Es consciente de que la relación con Rocío y David Flores lleva rota muchos años y, aunque los jóvenes son dos claras víctimas de la manipulación de Antonio David, la hija de Rocío Jurado ha sorprendido al dejar la puerta abierta a una futura reconciliación. Eso sí, necesita tiempo para asimilar todo lo que está sucediendo y ha aprovechado la ocasión para dejar claro que de su familia no espera absolutamente nada.

Carlota Corredera ha querido saber si sus hijos se han puesto en contacto con ella tras la oleada mediática que ha generado el documental y Rocío Carrasco ha aclarado si ha tenido o no lugar una llamada: "Ni la he recibido ni la he esperado en ese momento y supongo y tengo la esperanza que en algún momento en el tiempo suceda. La vida es larga, si Dios quiere. Ahora, sigue sin ser el momento", ha aclarado.

rocío carrasco

Rocío Carrasco habla de sus hijos, Rocío y David Flores, en 'Sálvame'.

Telecinco

Artículo relacionado

Kiko Hernández, presente en plató, ha querido preguntar a Rocío Carrasco si pone a sus hijos en el mismo nivel después de haber detallado la brutal paliza que le propinó Rocío Flores el 27 de julio del 2012 y motivo por el cual tuvo que ser ingresada: "No, de momento no. Eso no quiere decir que nadie esté en la otra postura. Vamos a dejarlo ahí", ha continuado sin querer mojarse más sobre este tema.

Aunque este mes de descanso ha sido de lo más reconfortante, la mujer de Fidel Albiac no ha podido evitar ser el centro de todas las miradas (y críticas). Además, se ha armado de valor para contrarrestar los efectos negativos de su alta exposición mediática: "Llevo con acusaciones, con humillaciones y vejaciones desde hace mucho tiempo, y fíjate si es triste que estaba preparada para digerir todo lo malo que ha pasado", ha rematado.