Raquel Perera está atravesando una etapa de reencuentro consigo misma, eso dejan entrever sus últimas publicaciones en Instagram, donde se muestra más intensa y espiritual que nunca. Su divorcio de Alejandro Sanz, tras más de una década juntos y siete de matrimonio, le han obligado a recolocar las piezas de su vida, aunque siempre sus hijos serán lo primero.

Así lo deja ver su última publicación en la red social, un robado a sus hijos con el cantante, Dylan de 8 años y Alma de 5, a contraluz y a orillas de una de las playas de Ibiza, donde Raquel está disfrutando de unos días de desconexión.

Artículo relacionado

Y no lo hace sola, en las islas pitiusas se ha reencontrado con su amiga Elena Tablada, con la que está compartiendo momentos de reflexión y muchas risas necesarias en estos amargos momentos. Los amigos y sus dos pequeños están siendo claves en este nuevo empezar, aunque sobre todo Raquel Perera está enfocada en sí misma, quedándose y disfrutando de los pequeños detalles. "Observando toda la luz que hay alrededor del viernes", escribía el otro día para titular uno de sus selfies.

"Mira bien... estamos completos aunque a veces no lo parezca" fue el título que ha escogido para una de sus últimas fotografías publicadas en Instagram, y esto da muchas pistas de lo que quiere hacer a partir de ahora. Y es que Raquel no quiere que su ruptura con el cantante le quite sino que le sume.

Raquel Perera ha usado una de las frases más célebres de las redes sociales para explicar el momento vital en el que se encuentra y los planes que se ha propuesto por ahora: "Besar lento, hacer el amor duro, hablar claro, fallar poco, bailar mucho, amar fuerte y reír de verdad...". Fue a mediados de julio cuando la empresaria y Alejandro Sanz confirmaran lo que era un secreto a voces, su separación. Lo hicieron a través de un enigmático mensaje y dejando claro que nunca dejarían de amarse por el bien de sus hijos. Aún está por desgranarse las particularidades de su millonario divorcio, por ahora y por separado, ella en Ibiza y él en Asturias, están reencontrándose.