Diana de Gales sigue muy presente. Sí, sus hijos, Guillermo y Harry han sabido aparcar sus diferencias para rendirle tributo tras cumplirse, el pasado mes de agosto, 23 años de su fallecimiento. La relación entre ellos está atravesando su peor momento pero, incluso, Kate Middleton y Meghan Markle han querido recordar a su suegra con dos pequeños homenajes que no han pasado desapercibidos.

Primero ha sido la duquesa de Cambridge. Kate lució unos pendientes que pertenecieron a Lady Di durante un evento con el presidente de Ucrania. La duquesa de Sussex, por el contrario, ha decidido hacerle un guiño muy especial a la abuela de Archie en su primer posado oficial tras el 'Megxit'.

Artículo relacionado

Harry y Meghan han posado para Matt Sayles y el complemento que se ha puesto la exactriz de 'Suits' ha sido el centro de todas las miradas. Se trata de un reloj de Cartier French Tank que perteneció a la madre de su marido y que, en más de una ocasión, la princesa de Gales hizo gala de él en actos públicos. Una reliquia que Meghan guarda con muchísimo cariño.

Los duques de Sussex decidieron desvincularse, hace ya sietes meses, de sus obligaciones reales. Desde ese preciso momento, su vida cambió radicalmente: cumplieron su sueño de de comprarse una casa en Estados Unidos (Santa Bárbara) y ahora, gracias a las charlas organizadas para el próximo 20 de octubre por la revista TIME, el matrimonio ha sacado a pasear su lado más natural hasta el momento con una sesión de fotos en la que muestran que están viviendo su mejor etapa, alejados completamente de todas las polémicas que les rodean.

¡Pero el reloj no es el único complemento de Diana que tiene en su poder! El día de su boda con el nieto de Isabell II también llevó un anillo de color agua marina de Diana.

diana de gales príncipe carlos
Gtres