El príncipe Guillermo y Kate Middleton han multiplicado en el últimos años sus actos oficiales. Actualmente, el matrimonio posee un peso institucional muy grande y han asentado la imagen de familia feliz, ajenos completamente de las polémicas en las que se ha visto envuelto el príncipe Harry y Meghan Markle. Los duques de Sussex anunciaron el pasado mes de marzo su salida de la corona británica, despidiéndose así de sus funciones como royals a diferencia de los Duques de Cambridge que cada día que pasa poseen más responsabilidades.

En el último acto al que han asistido, Kate ha sorprendido con uno de los complementos más personales y especiales de su espectacular colección.

Artículo relacionado

El nieto de Isabel II y su mujer han sido los perfectos anfitriones, en el Palacio de Buckingham, del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelennskyy, y su mujer, Olena... Pero todas las miradas se han ido rápidamente a los pendientes de Kate.

Sí, Middleton ha recuperado una de las piezas más especiales de todas: unos pendientes que pertenecieron a Diana de Gales y que ella ha decidido rescatar a modo de homenaje. Estas joyas fueron un regalo que Guillermo le hizo cuando contrajeron matrimonio y están adornado por un gran zafiro rodeado de pequeños diamantes.

kate middleton príncipe guillemo
Gtres

Incluso, su vestido ha acaparado todos los focos. La nuera de Lady Di ha recurrido a un outfit muy vintage con un vestido atemporal y con uno de los colores que más se llevan esta temporada. Una prenda que nunca pasa de moda y con la que Kate se siente muy, pero que muy cómoda, ya que el vuelo del vestido le permite toda clase de movimientos.

lady di pendientes
Gtres

Artículo relacionado

La vida familiar de los Duques de Cambridge

Guillermo y Harry están atravesando su peor etapa, están más distanciados que nunca. Roberto Lacey, autor del libro Battle of Brothers: William y Harry and The inside story of a famiy in Tumult dejó al descubierto la estrategia que llevó a cabo el marido de Kate para que su hermano no se precipitara al casarse con Meghan.

A pesar de todo, Guillermo no puede estar más cómodo con su mujer y sus hijos... Y más sabiendo que comparte la misma afición con el mayor de la casa, el príncipe Jorge: ¡ambos son fanáticos del Aston Villa!