El pasado mes de marzo, sumidos en plena crisis sanitaria, el príncipe Carlos se enfrentaba a la peor de las noticias: ¡había dado positivo en coronavirus! De esta manera se convirtió en el tercer 'royal' contagiado, siguiendo el testigo a Carlos Habsburgo-Lorena y Alberto de Mónaco. El hijo de Isabel II cumplió a rajatabla los días de cuarentena en compañía de su mujer, Camilla Parker Bowles, en su casa de Birkhall. Ahora, tras regresar de un viaje oficial desde Oriente Medio, el padre de Guillermo y Harry ha evitado el confinamiento, a pesar de todas las restricciones que existen en cuanto a los viajes, por un único y poderoso motivo.

Artículo relacionado

El príncipe Carlos viajó hasta Kuwait para darle el pésame a la familia de Sabah Al Ahmad Al Sabah, el jeque recientemente fallecido a los 91 años. Hay algunos países que han impuesto a sus ciudadanos confinarse después de viajar a otros territorios pero Carlos, debido a las funciones y trabajos que realiza se ha librado. Eso sí, todo esto podría haber sido posible después dar negativo en una prueba pcr, una norma en la que el gobierno de Reino Unido ha hecho especial hincapié.

"A partir del 1 de agosto del 2020, el gobierno de Kuwait permite que los ciudadanos británicos ingresen en Kuwait si tienen una residencia válida y una prueba PCR negativa, realizada no más de 96 horas ante de la aceptación en el vuelo".

La reina Isabel II, por su parte, también ha querido mandar sus condolencias a través de un mensaje de Twitter en el que lamenta la pérdida del emir de Kuwait.

Carlos revela cómo ha sido su experiencia con la Covid-19

Tras superar esta prueba de fuego, el exmarido de Diana de Gales se sintió muy afortunado de haber superado la enfermedad y, también, aprovechó la oportunidad para sincerarse (como nunca antes lo había hecho) sobre esta desagradable experiencia, de la que apenas notó ningún síntoma: “Simpatizo con la forma en la que todos han tenido que soportar ese instante tan difícil y desafiante. Sé que muchas personas han sufrido la agonía de perder a seres queridos y no han podido estar con ellos en ese momento. Eso para mí es lo más horroroso