Sara Carbonero era intervenida de urgencia tras someterse a una revisión. Tal y como avanzaba Lecturas, la presentadora ingresaba en la Clínica Universitaria de Navarra y se ponía inmediatamente en manos de los médicos. A su lado, su hermana Irene, su madre y, claro, Isabel Jiménez. Amiga personal de la presentadora, ha sido la propia Isabel quién ha informado de la última hora de Carbonero y de cómo se encuentra. Ha sido la colaboradora Marta López quien, tras haber podido hablar con la presentadora de informativos en los pasillos de Telecinco, ha querido transmitir sus palabras.

Artículo recomendado

Sara Carbonero comparte una primera y significativa publicación en redes tras su operación

Sara Carbonero comparte una primera y significativa publicación en redes tras su operación

“No te preocupes que está muy bien. Estate tranquila”. Estas han sido las primeras palabras de Isabel Jiménez tras la intervención a la que se ha sometido Sara Carbonero. La presentadora de Informativos Telecinco se ha encontrado con Marta López en maquillaje en Mediaset y ha querido tranquilizar a todos. La colaboradora ha insistido en la buena cara que presentaba Jiménez para dejar claro que todo parece haber ido como toda en la intervención de la periodista. Poco después, era la propia Jiménez quien reaparecía en público en su puesto de trabajo.

Isabel Jiménez visita a Sara Carbonero en el hospital

Isabel Jiménez visita a Sara Carbonero en el hospital

Este jueves a primera hora, Sara Carbonero recibía la visita de su madre Goyi y de su hermana. Ambas acudían a la clínica en coche y con semblante serio. Madre e hija no se han separado del lado de la presentadora en ningún momento. Tampoco lo ha hecho Jiménez, que era de las primeras en visitarla. Su novio, Nacho Taboada, tardaba un poco más en dejarse ver en público pero, finalmente, sí acudía al hospital para estar junto a la periodista.

Operada de urgencia

Sara Carbonero era operada de urgencia este pasado lunes día 21 de noviembre. La presentadora, tal y como pudo comprobar este medio, ingresaba en la clínica después de haberse sometido a una revisión. Así lo dictaminaba el equipo médico encargado de su seguimiento. Horas antes, la presentadora pasaba un tranquilo fin de semana acompañada de su familia más cercana. Sara acudía a un partido de fútbol de uno de sus hijos junto a su hermana Irene, su cuñado, su madre y una amiga.

Tratando de aparentar la mayor normalidad, la presentadora no perdía ojo de lo que ocurría en el terreno de juego pero tampoco en su teléfono móvil. Tenía por delante todavía instantes complicados. Siempre pendientes de ella, su madre y su hermana no se han apartado de su lado en ningún momento. La propia presentadora se animaba incluso a compartir algunas imágenes este pasado fin de semana donde también estaba su sobrino.