La vida ha vuelto a poner en jaque a Sara Carbonero. La periodista, tal y como ha podido saber ‘Lecturas’ en exclusiva, ha tenido que ser operada de urgencia el lunes 21 de noviembre en la Clínica Universitaria de Navarra. Tras realizar una revisión, el equipo médico decidió que su ingreso era urgente. Sara Carbonero entraba en el centro hospitalario dejando a sus hijos al cuidado de su hermana Irene. Tanto su madre como también su amiga y confidente Isabel Jiménez han estado a su lado en todo momento. Este nuevo revés llega a la vida de Sara Carbonero cuando ya se han cumplido tres años desde que tuviese que ser intervenida de un cáncer de ovario.

Artículo recomendado

Sara Carbonero muestra su lado más íntimo y maternal ejerciendo de canguro del hijo de su hermana Irene

Sara Carbonero muestra su lado más íntimo y maternal ejerciendo de canguro del hijo de su hermana Irene


Sara Carbonero ha vuelto a tener que ponerse en manos de los médicos. La periodista ingresaba de urgencia, tal y como ha podido saber ‘Lecturas’ en exclusiva. Tras haber pasado un fin de semana acompañada por su familia, la presentadora acudía al centro médico donde ha permanecido ingresada. Su hermana Irene y su madre no se han separado de su lado. Poco después, era su amiga Isabel Jiménez la que también se acercaba hasta el hospital

Iker Casillas, en el Mundial

Mientras la presentadora volvía a ser operada, su exmarido, Iker Casillas, se encontraba a muchos kilómetros de distancia. El futbolista forma parte de la delegación de RTVE desplazada para comentar todo lo que ocurra en el Mundial de Futbol que está teniendo lugar en Catar. De hecho, Casillas se estrenaba ya como comentarista oficial y compartía en sus redes sociales algunas imágenes de esta nueva aventura profesional.

Sara Carbonero e Iker Casillas

Informado de todo lo que estaba ocurriendo, tal y como ha podido saber Lecturas en exclusiva, Casillas propuso renunciar al Mundial para quedarse al cuidado de los niños. Una decisión que, finalmente, no se tomó para tratar de dar la mayor normalidad a la situación, tanto para los pequeños como para la opinión pública. La prioridad de ambos, por supuesto, es el bienestar de los hijos que tienen en común.

Isabel Jiménez, su mayor apoyo

Era, como en otras ocasiones, Isabel Jiménez de las primeras en acudir hasta el centro hospitalario para estar al lado de ‘comadre’. Siempre juntas, las presentadoras son mucho más que amigas. Compañeras de fatigas, socias en el terreno profesional e íntimas en la vida privada, han estado la una para la otra en los buenos tiempos y también en los que no lo fueron tanto. El infarto que padeció Iker Casillas cuando todavía eran pareja, la diagnóstico del cáncer que sufrió Sara en 2019, la separación del matrimonio que adelantó Lecturas en exclusiva... Han sido muchos los obstáculos que han superado apoyándose la una en la otra.

Isabel Jiménez visita a Sara Carbonero en el hospital

También en esta ocasión, la presentadora de Informativos Telecinco no ha querido faltar. Con un ramo de flores, llegaba al centro hospitalario, tal y como ha podido comprobar este medio. Sin duda, la visita que Sara Carbonero sabía que no iba a faltar.

Su lucha contra el cáncer

Era mayo de 2019 cuando Sara Carbonero debía ser operada de urgencia tras haberle detectado un tumor en el ovario. Ella misma, ya recuperada a los pocos días, confirmaba la noticia a través de sus redes sociales. “Afortunadamente lo hemos pillado a tiempo”, escribía. “Todavía me quedan unos meses de lucha mientras ha sido el tratamiento correspondiente”. Y así fue. La presentadora seguía las indicaciones de los médicos y se recuperaba con éxito tanto de la intervención como del tratamiento.

Desde entonces, han sido muchas las ocasiones en las que Sara ha querido hablar del cáncer en primera persona. Mostrando la cicatriz que tiene o contando su experiencia para hacer que la de los demás sea mejor. Una lección de vida y un espejo donde se han mirado muchas mujeres. Ahora, la salud vuelve a jugarle una mala pasada a la periodista. Una nueva lucha de la que saldrá más fuerte que nunca.