Extremadamente discretos, Sara Carbonero y Nacho Taboada no se han dejado ver demasiado en público desde que comenzaran su relación. De ahí que después de que Lecturas diese en exclusiva la noticia de la operación de urgencia a la que había sido sometida la periodista, todos se preguntasen dónde estaba el músico en esos momentos. Tras recibir la visita de su madre y su hermana, Sara ha podido encontrarse con su chico en la Clínica Universitaria de Navarra de Madrid, donde todavía se encuentra ingresada.

Artículo recomendado

Sara Carbonero, operada de urgencia

Sara Carbonero, operada de urgencia

Nacho Taboada llegaba en su coche intentando pasar desapercibido sin quitarse la mascarilla y accedía al centro hospitalario ya casi cuando anochecía. Así lo publicaba la revista Hola! con imágenes del instante. Nacho es junto a su familia y a Isabel Jiménez, el pilar fundamental para Sara quien, desde que le fuese detectado un cáncer de ovarios hace tres años, ha tenido que hacer frente a varias operaciones. De hecho, se ha sabido que en un primer momento, Iker Casillas, exmarido de Sara y padre de sus dos hijos, tuvo la intención de no viajar a Catar para cubrir el Mundial de Fútbol, pero ambos decidieron que lo mejor era no hacer saltar las alarmas ante una situación que está controlada.

De hecho, era Isabel Jiménez la que por los pasillos de Telecinco hablaba con varios miembros de 'Sálvame' y les aseguraba que todo estaba bien. "No te preocupes que está muy bien. Estate tranquila", le decía a Marta López, a la que se había encontrado en maquillaje. Ana Rosa Quintana, quien sabe bien lo que es pasar por un cáncer, también le mandaba un mensaje a Sara desde su programa: "Nos puede pasar a cualquiera. Cuando uno tiene una enfermedad, va a una revisión y a veces hay pequeñas cosas que solucionar. Está todo muy controlado, esto ocurre porque hay un proceso y porque está super-revisada. No hay nada extraño. Dejemos que se recupere, que se va a recuperar".