La cúpula de Mediaset ha hablado y Rafa Mora y Anabel Pantoja ya han sido castigados por la brutal pelea que han protagonizado en pleno directo de Sálvame y, motivo por el cual, la sobrina de la tonadillera tuvo que abandonar el plató de lo más alterada por un comentario desafortunado de su compañero. Ambos han sido expulsados una semana entera y han sido suspendidos de empleo y sueldo por el comportamiento que han demostrado y que deja mucho que desear... Pero, ¿cómo han sido sus primeras horas fuera del programa? Tanto Rafa como Anabel han querido dejar la polémica de lado y se han refugiado en sus personas de confianza. ¡Te lo contamos!

Artículo relacionado

Anabel Pantoja ha organizado una quedada con sus amigas más cercanas, entre las que encuentra Susana Molina (ex de Gonzalo Montoya y exconcursante de 'La isla de las tentaciones 1'). La prima de Kiko Rivera ha disfrutado de una cena de lo más amena. Ha reído, ha cantado e incluso se ha pegado un buen bailoteo presumiendo de sus nuevas curvas. La exconcursante de 'Gran Hermano VIP 7' no puede estar más feliz con su nueva figura después de mostrarla al público en exclusiva para Lecturas.

anabel pantoja cena amigas

Anabel Pantoja sale de cena con sus amigas tras ser expulsada una semana de 'Sálvame'.

Instagram @anabelpantoja00

Anabel Pantoja ha encontrado paz en sus mejores amigas mientras que Omar Sánchez se encuentra concursando en 'Supervivientes 2021'. El canario no está pasando desapercibido en el reality y su novia no puede estar más orgullosa de él y de todo lo que está consiguiendo: "Remontas como un huracán. Te admiro".

Artículo relacionado

Rafa Mora, por el contrario, ha decidido reunirse con Macarena Millán y disfrutar de una velada romántica y muy íntima. Para el extronista, trabajar en 'Sálvame' es un sueño pero es consecuente con sus actos y ha pedido disculpas por los ocurrido.

rafa mora macarena millán cena

Rafa Mora y Macarena Millán disfrutan de una velada romántica.

Instagram @macarenams

Por el momento, los dos van a tener siete días para desconectar y reflexionar. Una vez que las aguas estén calmadas, volverán a ocupar si silla como colaboradores pero, ¿sabrán mantener las formas y harán el intento de aparcar sus problemas? ¡Todo está por ver!