Marta Riesco ha reaparecido en 'Ya son las 8' tras vivir ayer jueves uno de sus días más polémicos en televisión. La periodista se enfrentó a parte de sus compañeros de trabajo en 'El programa de AR' y también lanzó varios tiritos demoledores a Olga Moreno y Rocío Flores. Estas palabras habrían molestado a la exmujer de Antonio David y también a su hija y Marta ha dado un paso atrás en el programa en el que colabora.

Artículo recomendado

Jorge Javier, tras la última bronca de Marta Riesco: "A Ana Rosa no le hace ninguna gracia"

Jorge Javier, tras la última bronca de Marta Riesco: "A Ana Rosa no le hace ninguna gracia"

Sonsoles Ónega le ha preguntado por las consecuencias que puede tener su salida de tono y Marta Riesco les ha enviado un mensaje. "Me pongo más seria. Ayer, con el fervor de la mala leche que tenía cuando vi a varios de mis compañeros reírse de mí, admití una serie de preguntas que nunca he respondido. Quiero pedir disculpas tanto a Olga Moreno como a Rocío Flores, lo digo mirando a cámara, las dos me parecéis grandísimas mujeres", ha dicho la ahora cantante, que ha recordado: "Estoy enamorada, es el pecado que he cometido, solo quiero que me dejen ser feliz. Mi pareja vive conmigo, yo estoy con él, él conmigo y estamos unidos".

Marta Riesco

Marta Riesco arrepentida en 'Ya son las 8'.

Telecinco

Marta Riesco parece haberse olvidado de lo que ayer contó de Rocío Flores y de que afirmó que ella intentó hablarle de su relación con su padre antes de la portada de Lecturas que destapó que viven juntos. "Si la otra persona no quiere hablar, espero que con el tiempo todos veamos de qué palo va cada uno y me llame", dijo de la hija de Rocío Carrasco, hoy ha querido rectificar: "Nunca voy a hablar ni de Olga ni de Rocío. A Rocío le tengo un cariño enorme y ojalá la vida nos vuelva a unir".

Marta Riesco ha podido reflexionar tras su monumental enfado en televisión pero de nuevo ha dejado claro que piensa dejarse llevar y disfrutar de su relación sin esconderse. " El miedo te impide disfrutar", ha dicho.