Laura Matamoros vivió el martes 15 de enero una noche de lo más especial. La hija de Kiko Matamoros tuvo una cita en el restaurante NO-NAME, que regente Benji Aparicio. Sin embargo, el padre de su hijo no fue el comensal con el que compartió mesa. En lugar de la compañía del cocinero, la ‘influencer’ optó por otro chico al que también conoce a la perfección: Carlo Constancia Flores, el hijo de su tía Mar Flores.

Artículo relacionado

Fue la propia Laura la que se encargó de hacer publico su encuentro a través de la sección de ‘stories’ de su cuenta de Instagram. En concreto, la ‘influencer’ compartió una foto en la que aparecía Carlo. Una imagen a la que añadió: “My date” (“mi cita”, en inglés).

Laura Matamoros

Aunque Laura no suela compartir fotos junto a ellos, la joven mantiene una excelente relación con la familia de su tía Mar Flores. Prueba de ello es que celebró la pasada Nochebuena junto a todos ellos. La ‘influencer’ dejó claro a través de Instagram que su madre y ella habían decidido pasar esas fechas tan especiales junto al resto de la familia. “¿Se puede ser más guapa?”, llegó a compartir en su perfil de la mencionada red social junto a una foto de Mar Flores.

Una cena en el restaurante de Benji Aparicio que aumentan, aun más si puede, los rumores sobre su posible reconciliación. La pareja parece haberse dado una segunda oportunidad después de que Laura pusiera fin a su noviazgo con Daniel Illescas el pasado octubre, tal y como confirmó en exclusiva en ‘Lecturas’.

Artículo relacionado

Tras esto, Laura ha vivido un acercamiento con Beji. Hace unos días, la pareja incluso disfrutó de una escapada a la nieve en compañía del hijo que tienen en común y algunos amigos. Eso sí, por el momento han decidido guardar silencio al respeto.