El culebrón que se ha montado en torno a Terelu Campos y Lydia Lozano y su posible despido de ‘Sálvame’, ha sacado a la luz la verdadera opinión de sus compañeros y también algunos de los entresijos del famoso programa.

Artículo relacionado

El pasado jueves Kiko Hernández reconocía que a él no le parecían tan mal cómo la dirección de Telecinco había planteado el posible despido de sus compañeras, “aquí no se ha engañado a nadie”, decía explicando que todos y cada uno de los que forman la familia ‘Sálvame’ son conscientes de cómo funcionan las cosas delante y detrás de las cámaras.

Un discurso en el que el ex concursante de 'Gran Hermano' desvela uno de los grandes secretos del programa, que todos los colaboradores habían sido sometidos a diferentes y polémicas pruebas: “En este programa se han hecho análisis de orina para ver qué edad biológica se tiene, si el de 50 años tiene 90 años y está a punto de ‘palmarla’ o si el de 50 se cuida muy bien y tiene 30. Aquí se han hecho encuestas absolutamente de todo, de quien tiene más credibilidad, quien tiene menos... 'Sálvame' es así y se ha hablado mucho de que esto es un reality, que cogemos noticias del exterior y las comentamos, pero esto es un reality y pasan estas cosas”, sentenciaba rotundo Kiko.

Una vez abierta la caja de Pandora y tras desvelar qué tipo de test se han enfrentado todos los que ocupan una silla en el espacio de Telecinco, Lydia Lozano aprovechaba para hacer una confesión también muy sorprendente: falsificó su test de orina.

“Hemos hecho de todo como dice Kiko”, explicaba la periodista, “nos han hecho un test de inteligencia sí, pero Kiko, como no voy de superdotada a mí no me daba vergüenza hacerlo. Para el test ese de nuestra edad biológica pues yo cogí el pis de mi sobrino, y lo digo públicamente porque yo no voy a dar mi pis”, una confesión con la que por fin conseguía relajar el ambiente del plató y despertar las risas de sus compañeros.