‘El debate de las tentaciones’ ha dado para mucho. Primero hemos conocido la reacción de Susana Molina al escuchar cómo Gonzalo hablaba explícitamente sobre cómo se imaginaba el sexo con Katerina y después Mónica Naranjo ha acorralado a Fani con la hoguera de las confrontaciones. ¿Cortos de emociones fuertes? Nunca. Cansada de lo que estaba escuchando sobre su hija, Paula, la madre de Andrea, ha llamado en directo al programa que presenta Sandra Barneda para defenderla y, ya de paso, dar algunos detalles de cómo era la relación con Ismael.

Artículo relacionado

El padrino de Ismael insinuó que la madre de Andrea no había ido al plató a defender a su hija porque se avergonzaba. Y Paula no ha podido contenerse. “En primer lugar, quiero decirle al padrino que no he ido porque estoy de baja. Llevo toda la semana mala”, se excusó.

Dejó muy claro que hiciera lo que hiciera su hija la iba a apoyar, pero lo que no quiere, bajo ningún concepto, es ver a Ismael en su casa. “Que mi hija con su vida haga lo que le dé la gana, pero lo que sí le voy a decir a él es que en mi casa no lo quiero”, añadió.

Paula, madre de Andrea

Al parecer, durante un año, Ismael estuvo viviendo en su casa y se le trató como a uno más de la familia. “Me salio carisimo el año que ha estado aquí. Y me he enterado por un Rafa Martí que ha usado a mi hija para ir a la isla”, dijo.

“Ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Ya se le caerá la máscara a Ismael”, continuó. Y parece que ese sentimiento, en la familia de Ismael, es la misma. “A Andrea tampoco la queremos en mi casa”, dijo su padrino. Además según Paula, Ismael fue la causa de las broncas entre madre e hija.