Kiko Rivera ha desempolvado uno de los recuerdos más duros de su juventud. El último año para el marido de Irene Rosales ha sido un auténtico terremoto. Cuando la polémica saltó por los aires por los engaños de Isabel Pantoja en torno a la herencia de Paquirri, la relación entre madre e hijo se rompió para siempre. Durante los últimos tiempos, el Dj ha acaparado todos los focos debido a todos y cada uno de los ataques que ha propinado contra su madre, los más brutales en exclusiva para Lecturas, un hecho que demuestra que la brecha entre ellos es cada vez más grande... Pero, si hay algo que le produce un inmenso dolor es recordar su etapa en el internado de Toledo. Kiko ha confesado públicamente (y por primera vez) que fue víctima de bullying y ha revelado, también, cómo se encuentra a día de hoy tras haber pasado por una situación tan terrible. Este importante importante paso al frente ha sido a raíz de una información facilitada por Socialité y Kiko ha sacado todo lo que llevaba dentro guardado

Artículo relacionado

"Es un tema que nunca he tocado, quizás difícil para mí, pero hoy salió hablando al parecer un compañero de mi colegio interno en Toledo. Y sí, me hacían bullying, quizás no como lo ha explicado el, pero si fui objeto de patadas, puñetazos, me robaban y fue una época bastante dura para que engañaros, por la simple razón de venir de donde venía"; ha comenzado explicado Kiko Rivera sin miedo algunos revelando que todo ese acoso recibido fue por pertenecer a la familia que pertenecía, al clan Pantoja.

Kiko Rivera tampoco ha dejado pasar la oportunidad de contar cómo consiguió salir de todo aquello: "Con esto no quiero dar pena ni mucho menos, conseguí salir, conseguí convertirme en lo que soy hoy en día y aunque me costó, siempre tiré para delante, aunque de ahí vienen mis malos hábitos".

kiko rivera

Kiko Rivera habla por primera vez del acoso que sufrió durante su etapa en el internado de Toledo.

Instagram @riverakiko

Artículo relacionado

El hijo de Isabel Pantoja se ha abierto en canal, como nunca antes lo había hecho, con un tema de lo más delicado y que le ha marcado de por vida pero no ha querido terminar su alegato sin mandar un mensaje para esas personas que estén atravesando la misma situación de acoso: "Me gustaría mandar un mensaje esperanzador a todos los chavales que sufren de esto. Se puede salir, no cometas el error de quedarte callado y caer en malos hábitos por favor. Todos juntos debemos de luchar para que desaparezca este tipo de actos. Bueno ya sabéis una cosa más de mi parte de vida más amarga", ha rematado.

Con el paso del tiempo y a pesar de haber tocado fondo en innumerables ocasiones, el hermano de Isa Pantoja se ha armado de valor para contarlo en Instagram, una etapa de su vida que prefiere no recordar pero si alentar a todos sus seguidores que luchen y que no tengan miedo de pedir ayuda. El cantante, a pesar del distanciamiento con la tonadillera, está inmerso en sus proyectos profesionales. El próximo 11 de septiembre vuelve a los escenarios en su primer bolo postpandemia y, por si fuera poco, piensa darlo todo en la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez el próximo uno de octubre.