Falta muy poco para la emisión de ‘En el nombre de Rocío’.En su vuelta de las vacaciones, Rocío Carrasco contó desde el plató de ‘Sálvame’ que se siente más que preparada para protagonizar la segunda parte de su docuserie. Esta vez la hija de Rocío Jurado hablará de algunos miembros de la familia Mohedano y de otros como Ortega Cano para explicar qué es eso que ha dinamitado su relación. En las últimas semanas se ha hablado mucho de unos manuscritos de Rocío Jurado en los que la cantante dejó escritos algunos de sus pensamientos y que Rocío Carrasco estaría dispuesta a enseñar. Pero ya lo anunció la mujer de Fidel Albiac en su reaparición en televisión hace unos días. Esto no es lo único ni lo más importante de lo que va a mostrar.

Artículo relacionado

Desde ‘Viva la vida’ han revelado cuál sería otro de los documentos que Rocío Carrasco tendría en posesión y que estaría más que dispuesta a que todo el mundo vea. Se trataría de una información que podría poner en jaque a los Mohedano y que a ella le valdría para explicar todo lo sucedido para que exista esta brecha tan grande en la familia. Este documento tan valioso sería el testamento previo al que finalmente dejó Rocío Jurado, con significativos cambios con respecto a este último. Unas modificaciones que en su día no habrían gustado nada a la familia de la cantante.

rocío carrasco melena

El pelo de Rocío Carrasco cautiva a la audiencia de 'Sálvame'.

Telecinco

Según han contado en ‘Viva la Vida’, uno de los grandes cambios de ese primer testamento fue que ahí se nombraron albaceas a Gloria Mohedano y a su marido José Antonio. Algo que finalmente no ocurrió porque en el documento definitivo quedaron relegados de sus funciones, que finalmente fueron a parar a una amiga íntima de la artista, Ana Iglesias. Desde el programa han interpretado esto como un gesto positivo de Rocío Jurado con Rocío Carrasco para de alguna forma protegerla pese a que podía dinamitar su relación con su familia.