Isabel Pantoja está pagando con creces el misterio de la lata. La audiencia ha castigado a la tonadillera no salvándola de la nominación con lo que irá hasta la gala del jueves junto a Dakota y su amiga Chelo. Esto ha desembocado en un nuevo bajón moral de la artista.

Artículo relacionado

Su bajón anímico al no recibir el apoyo del público, que es el que siempre la ha mantenido a flote, ha hecho que Isabel vuelva a plantearse abandonar el programa, y así se lo hizo saber a Carlos Sobera en 'Tierra de Nadie'. Esta decisión ha provocado todo tipo de opiniones, entre ellas las de Joaquín Prat.

Alessandro Lecquio ha dejado caer que es un tanto llamativo que Isabel Pantoja muestre la preocupación por el estado de salud de su madre, siempre que se enfrenta a la expulsión del público. Es entonces cuando los colaboradores e Ana Rosa han debatido acerca del peso que el estado de doña Ana está teniendo sobre el concurso de su hija.

La hija de Isabel Pantoja ha asegurado que "todo está bien, todo sigue igual" con su abuela. Y es entonces cuando Joaquín Prat ha opinado abiertamente sobre el asunto.

"¡Cómo todos nuestros padres! Mi madre también está delicada y vengo a trabajar", ha afirmado el presentador. Y ha rematado: "La vida es así".