Isabel Pantoja siente que ha llegado a su límite. La incapacidad por mantener Cantora lejos de la presencia sigilosa y amenaza de 'topos' la ha llevado a buscar medidas drásticas y desesperadas. En todos estos años, ha visto cómo exempleados que ella consideraba de su confianza, han acabado sacando a relucir sus trapos sucios y los de su familia. Información real o salpimentada con fantasía morbosa, la tonadillera es más consciente que nunca que, al final, todo lo que sale de la finca y que ella no controla la acaba perjudicando.

La de 'Marinero de luces' no es la única famosa con empleados indiscretos, pero sí que, en su caso, el problema se ha vuelto especialmente grave. Sobre todo, porque le ha acabado generando una sensación de desconfianza enorme que la ha dejado "hundida", tal como revelaba en unos audios a los que tuvo acceso 'Sálvame', y han erosionado su autoestima.

Artículo relacionado

Con la intención de volver a tomar el control de su propiedad y, sobre todo, de la información que se filtra de Cantora, Pantoja estaría pensando en poner en marcha un plan tan ambicioso como inesperado y drástico: 'descabezar' a los presuntos topos. Según el portal JALEOS de El Español, la forma de hacerlo sería 'liquidando' toda la plantilla de trabajadores a su cargo y renovarla completamente para 2019. Una opción que si bien no le asegura al 100% volver a tener empleados indiscretos, sí que acabarían pagando personas fieles a Isabel.

Por el momento, es solo una posibilidad que sobrevolaría su cabeza, pero lo que sí estaría haciendo, según el mismo medio, es someter a su personal de servicio a intensivos interrogatorios con el fin de esclarecer los detalles del reciente robo ocurrido en la finca y del que se habrían sustraído objetos de gran valor sentimental.