La vida da muchas vueltas y tras participar en 'La isla de las tentaciones', Gonzalo Montoya ha tenido que hacer frente a uno de sus peores momentos: la ruptura con Susana Molina. Se marcharon al reality como una de las parejas más sólidas, tras llevar juntos seis años, pero la ganadora de 'GH 14' puso fin a su noviazgo en la última hoguera: "No sé si estoy enamorada, no me he puesto celosa. Sé que le quiero muchísimo pero vine a recuperar la ilusión del principio y no la he recuperado", le confesaba a Mónica Naranjo frente a un Gonzalo abatido.

Actualmente, ambos rehacen su vida por separado y el sevillano se ha lanzado, de nuevo, a la aventura televisiva. Se ha convertido en colaborador de 'Viva la vida' y ha estrenado 'Mi momento', su nuevo canal de Mtmad. El exinquilino de Guadalix de la Sierra se ha abierto como nunca antes lo había hecho y ha confesado cómo ha cambiado todo desde aquella fatídica hoguera.

Artículo relacionado

"Susana y yo nos estancamos en el momento de convivir. Estábamos todo el día juntos. Creo que la monotonía es lo que ha podido acabar con la pareja. Ha sido muy frío todo, no me gustó que me dejase en la última hoguera, solo, vagando por República Dominacana hasta que volviésemos a España. ¡Fue bastante duro!", ha confesado el joven con lágrimas en los ojos.

Gonzalo ha seguido los pasos de su expareja, que hace pocos días también se inició en el maravilloso mundo de Mtmad. La joven, a parte de dar su versión de los hechos, confesó públicamente cómo ha sido su lucha contra la ansiedad: "Es una enfermedad complicada. Empecé a tener miedo a conducir, no podía ducharme sola, ir de compras... Sentía que todo el rato me iba a pasar", explicaba recordando esos difíciles momentos que compartió junto a Gonzalo.

A pesar de que el empresario solo tiene buenas palabras hacia su exnovia, no ha podido evitar estallar y reprocharle la actitud que está teniendo. El andaluz le ha ofrecido tomar un café y ante la negativa de Susana, se ha enfadado muchísimo: "No creo que toda nuestra vida tengamos que verla delante de un plató"... La ex gran hermana se ha mantenido tajante en todo momento: "Yo no quiero encontrarme con él, porque no está bien. No le veo sentido a tomar un café. ¿Para hablar de qué?", le respondía ella.

De momento, habrá que esperar para ver si se produce, por fin, ese reencuentro. Mientras tanto, Gonzalo seguirá dando más detalles de su vida cada semana en Mtmad.