Gloria Camila se ha sentado en un plató de televisión para conceder su entrevista más personal, hasta el momento. La joven que tras la polémica ruptura con Kiko Jiménez decidió alejarse del foco mediático, ha vuelto con más fuerza que nunca y ha hablado largo y tendido sobre los temas más polémicos de su vida. La exconcursante de 'Supervivientes' ha tenido la oportunidad de mandarle un dardazo a su hermana, Rocío Carrasco, y ha salido en defensa, una vez más, de Rocío Flores: "Dejó de llamar, cada vez sabía menos de ella. En mi sobrina siempre voy a tener a mi mitad. Es la hermana que nunca tuve", ha confesado con el corazón en un puño.

También, ha recordado el momento en el que pisó España por primera vez tras ser adoptada por José Ortega Cano y Rocío Jurado en el año 1999."Cuando llegué tenía tres años y mi hermano José Fernando seis. Era muy pequeña, tengo pocos recuerdos pero por lo que me cuentan es como si hubiese visto un mundo nuevo, una familia de verdad", ha comenzado explicando emocionada en el programa 'Volverte a ver'. No ha querido dejarse nada en el tintero y se ha sincerado sobre lo que supuso la adopción para ella.

Artículo relacionado

"Salí de un pozo negro y me metí en una vida llena de luz, llena de cariño. Ser feliz de verdad. Para mí nunca ha sido un problema que me dijeran que soy adoptada. Doy gracias por los padres que me han tocado porque son maravillosos. Me he sentido querida siempre, desde que llegué a España hasta el día de hoy", ha continuado.

gloria camila adopción

Carlos Sobera, presentador del espacio, le ha preguntado sobre la faceta de madre de la artista y Gloria, sin ningún tipo de pudor, se lo ha dicho: "Rocío como madre era muy estricta pero el pilar fuerte de la casa. Era muy humilde, no se creía superior a nadie, era muy grande. Sin embargo, mi padre siempre ha sido más suave. Confieso que José Fernando siempre ha sido más de madre y yo más de padre".

Al recordar cómo se enteró de la muerte de su madre, Gloria no ha podido evitar romperse: "Me desperté y mi tía nos dijo a mi hermano y a mí que había una nueva estrella en el cielo, que mi madre se había ido", ha detallazo entre lágrimas.