Aunque ahora no pueden ni verse, Kiko Jiménez y Gloria Camila Ortega compartieron una bonita historia de amor de la que todos fuimos partícipes en Supervivientes 2017. Tras cuatro años de relación estable y de presumir de amor allá donde iban, el colaborador de 'Mujeres y Hombres y Viceversa' y la hija de Rocío Carrasco decidieron romper y lo hicieron a las malas y entre reproches y rumores de terceras personas en la última etapa de la relación. Su ruptura se vio envuelta en la polémica y se han dedicado durísimos comentarios pero, el tiempo va pasando y forma natural, ambos se van quedando con lo bueno de su tiempo juntos.

Artículo relacionado

Así lo ha comentado Gloria Camila en Volverte a ver, donde ha concedido una sincera entrevista. "Me enamoré y fueron unos años muy bonitos, ahora es un recuerdo", ha dicho la hija de Ortega Cano, que al mismo tiempo ha recordado como vivió la experiencia de Supervivientes junto al que entonces era una de sus personas más importantes. "Fue una experiencia en la vida, Kiko ha estado en mi vida un tiempo y ha sido importante. No creo que tenga que perdonarle nada, cada uno por su lado, seguimos con nuestra vida y ya está", ha sostenido la joven.

Horas antes, Kiko Jiménez revelaba en el plató de 'Mujeres y Hombres' como su boda con Gloria Camila, tras pedirle matrimonio en Supervivientes, se fue al traste. "Se quedó ahí en el aire. Cuando volvemos de la isla sí que lo tratamos pero ella lo intenta evitar. Hay un antes y un después de estar en ‘Supervivientes’, ya nos convertimos en personajes más mediáticos", ha relatado Kiko.

Gloria Camila

El andaluz llegó a estar ilusionado con la idea de casarse con Gloria Camila, y reconoce que le molestaba no ver el mismo ímpetu por parte de ella. "Decía que era muy joven para casarse cuando le preguntaban por ello y yo me empecé a molestar porque tampoco tenía que decir eso cuando nos habíamos comprometido delante de todo el mundo". Ahora ambos están felices con sus respectivas parejas: Kiko con Sofía Suescun y Gloria Camila enamoradísima de su chico, David.