Acostumbrados a verlos perfectamente maquillados, peinados y vestidos... siempre es noticia ver a las caras más populares de la televisión en su versión más informal. Esta semana, Gema López ha compartido con todos sus seguidores en qué invierte su tiempo libre siempre que puede, una escena que también tiene como protagonista indirecta a Sonsóles Ónega.

Artículo relacionado

Acostada sobre uno de los sillones de su maravillosa terraza con un veraniego vestido de verano, la colaboradora de 'Sálvame' aparece leyendo la última novela de la presentadora de 'La Casa Fuerte'. Pero no ha sido eso sino su imagen natural con gafas y sin gota de maquillaje lo que más ha llamado la atención.

"Gracias por hacerme volar", ha escrito Gema nombrando a la escritora junto a esta fotografía realizada en lo que define como su "refugio" y gracias a una novela que a juzgar por sus palabras le ha ayudado a desconectar y le ha hecho "soñar". Sus más de 270.000 seguidores han aplaudido este gesto y es que que resulta novedoso ver a la periodista tal y como se encuentra en su día a día en casa.

Gema López

Muy activa en redes sociales

Gema está exprimiendo al máximo el buen clima de la capital a la espera de coger algunos días de vacaciones donde por seguro viajará hasta una zona de costa con su hija Nadia. Muy activa en redes sociales mostrando sus estilismos o bien algunos detalles de su vida privada, hace unas semanas salía a la luz que la periodista es una de las colaboradoras, junto a Anabel Pantoja, que más cobra a través de Instagram. Miguel Frigenti habría asegurado que su compañera pide 1.800 euros por compartir una publicación y cuatro ‘stories’ sobre el producto en su perfil, una cifra nada desdeñable.