Antonio Muñoz Cariñanos, más conocido como el doctor Cariñanos vuelve a estar de absoluta actualidad estas semanas en medio de la encarnizada guerra que mantienen Kiko Rivera e Isabel Pantoja por la herencia de Paquirri. Conocido como el médico de los artistas, se convirtió en una de las personas de confianza de Isabel Pantoja hasta que ETA le asesinó y sesgó su vida el 16 de octubre de 2000, en Sevilla. La influencia y el vínculo con Cantora fue muy significativo y se ha prolongado hasta hoy en día, tal como se desprendía de las respetuosas palabras de Irene Rosales al hablar de él este fin de semana en 'Viva la vida' y de la esclarecedora confesión relacionada con su marido Kiko Rivera.

Artículo relacionado

El asesinato del teniente coronel médico del Ejército del Aire Antonio Muñoz Cariñanos, especializado en otorrinolaringología, causó un gran impacto. Su reputación y el cariño que le tenían todos se extendía más allá de su clínica situada en la calle Jesús del Gran Poder de Sevilla, donde tuvo lugar el trágico desenlace.

Era habitual el trasiego de caras conocidas en aquella zona del Casco Antiguo de la capital andaluza. No en vano, se había ganado el respeto y la confianza de los artistas más importantes de la época y por su consulta pasaban, además de Isabel Pantoja, personalidades de la talla de Rocío Jurado, Lolita, Raphael, Juanita Reina, Marifé de Triana, Camarón de la Isla o Mónica Naranjo. Además de artistas del entorno de la tonadillera, como María del Monte y Chiquetete. Todos ellos acababan formando parte de su envidiable círculo de amistades, protagonista de apasionantes anécdotas y más apasionantes y codiciadas confidencias.

Artículo relacionado

"Yo lo único que te puedo decir es que en la familia se ha hablado siempre de ese médico, de manera normal, y en el ámbito familiar se ha seguido hablando", aclaraba Irene Rosales sobre el enorme interés que aún sigue despertando la amistad del doctor Cariñanos con Isabel Pantoja y Kiko Rivera incluso 21 años después de su asesinato. El hijo de la tonadillera ha seguido en contacto con la familia de esta importante figura en su vida y recientemente pedía consulta a su hijo, Pablo Muñoz-Cariñanos de la Sotilla, que ha seguido los pasos del reputado otorrino. "El mismo día que Kiko iba al 'Deluxe', le atendió por teléfono porque estaba muy afónico y le marcó las pautas para recuperar la voz porque estaba fatal", ha desvelado también Irene.

Este próximo 2 de julio, Antonio Muñoz Cariñanos cumpliría 79 años y cuánto tendría que decir sobre la guerra encarnizada de Isabel Pantoja y Kiko Rivera, y cuánto que decirles a dos de las personas que tanto quería.