Diego Matamoros ha querido hacer balance y repasar todos los años que lleva en televisión. Desde su paso por 'Supervivientes 2014' hasta los polémicos enfrentamientos con Kiko Matamoros, su padre, por culpa de Makoke. Tampoco, ha querido olvidar uno de los temas que más dolor le causa actualmente: la pelea que tuvo con su hermana Laura y por la que estuvieron mucho tiempo sin hablarse.

"Cuando volví de la luna de miel con Estela, tuve una movida gorda con mi padre y Laura en 'Sábado Deluxe' entró en directo para ponerse de su parte. En ese momento nos distanciamos, dejamos de hablar. Se nos fue de la manos", ha comenzado explicando con la voz entrecortada.

Artículo relacionado

Estar sin saber nada de ella le provocó un bajón enorme y así lo ha hecho saber para sus seguidores de Mtmad: "Hemos sido uña y carne toda la vida. Todo lo que Laura ha necesitado se lo he dado. He estado ahí para ella, cuando no era conocida le facilitaba trabajos, ha vivido conmigo en mi casa. Laura ha sido la hermana con la que más relación he tenido, aunque desde ese 'Deluxe' se cortó mucho la relación", ha continuado contando bastante afectado.

A pesar de todo y tras ver lo mal que lo ha pasado Diego por la participación de Estela en 'GH VIP 7' (lo que supuso su separación), la influencer dio un paso adelante para reconciliarse con su hermano. Una llamada telefónica propició el acercamiento: "A raíz de lo que paso en 'GH' con Estela... Laura cogió y llamó para preguntarme qué tal estaba. Vi a mi sobrino y con el tema del coronavirus ha estado muy presente, le estoy muy agradecido. Ha sido maravilloso volver a acercarme a mi familia después de separarme de ellos por las gilipolleces, el orgullo y la televisión", ha reconocido sin pelos en la lengua.

diego matamoros

Pero si hay algo de lo que se siente orgulloso es de la defensa que le hizo a Laura cuando concursaba en 'GH VIP 4': “Estoy súper orgulloso de lo que hice. No dejé que nadie la tirase, ni mi propio padre que en ese momento estaba en su contra porque Laura empezó a hablar mal de Makoke. Esa etapa la recuerdo con mucho cariño".

Además, en el plano profesional parece que va todo por buen camino: “Económicamente me va muy bien, hay un montón de proyectos futuros con la cadena, hay que buscar la felicidad en uno mismo. Ahora mismo estoy viviendo una época muy complicada porque todo lo que tenía establecido se ha ido a la mierda y yo soy parte culpable de ello”, ha sentenciado.