El pasado martes 13 de abril, Ana Obregón rendía homenaje a Aless Lequio con un emotivo vídeo tras once meses sin él: "11 meses brillando cada día más intensamente en la eternidad. 11 meses plagados de miles de besos eternos que revivo cada segundo para seguir respirando", escribía la actriz desolada a punto de cumplirse el primer aniversario del fallecimiento de una de las personas más importantes de su vida. Tras estas palabras, la bióloga se enfrentaba a un nuevo varapalo familiar: su madre ingresaba en el hospital y Susana Uribarri, su representante, se manifestaba sobre su preocupante estado de salud: "Será muy duro, son duros todos los días para ella, pero ese día de un año no quiero ni imaginármelo"... Pero, por fin, y sin perder la esperanza ni un solo segundo, la abuela de Aless ha recibido el alta tras casi una ingresada.

Artículo relacionado

Tanto Ana Obregón como sus hermanas, Celia y Amalia, han estado a su lado en todo momento y acudiendo constantemente al centro sanitario para no dejarla sola ni un solo segundo. Hoy se ha producido el momento familiar más esperado de todos: Ana María Obregón Navarro regresa a casa tras crear máxima expectación por su salud.

Han sido Celia y Amalia las que han recogido a su madre a las puertas del hospital. Las hermanas de Ana Obregón, ya tranquilas tras este susto al que se han tenido que enfrentar, no han querido hablar sobre lo ocurrido pero el gesto del pulgar hacia arriba hace presagiar que todo ha ido de maravilla y no hay nada por lo que preocuparse.

Además, cabe recordar, que Ana María fue vacunada el pasado mes de febrero contra la Covid-19. Un hecho que marca un antes y después y, pronto, podrán reunirse con la máxima seguridad.

Celia y Amalia Obregón felices por el alta de su madre

Amalia y Celia Obregón a las puertas del hospital donde ha estado su madre ingresada.

Cordon Press

Artículo relacionado

Ana Obregón, por su parte, ha vivido días de muchísima tensión y volver a ese lugar le ha hecho recordar la pesadilla a la que tuvo que hacer frente con su hijo: "Volver a ese hospital ha sido una vuelta al infierno. Mamá, que sepas que te tengo agarrada de las manos muy fuerte porque te necesito a mi lado más tiempo", escribía la ex de Alessandro Lequio para todos sus seguidores de Instagram.

Pues dicho y hecho, Ana María ha regresado a su hogar y al lado de su marido con las pilas cargadas.