Para mí, volver a ese hospital ha sido como una vuelta al Infierno, rememorando los últimos meses que pasé allí viendo sufrir a mi niño", Ana Obregón ha publicado una frase desgarradora y certera de la angustia que se ha alojado de nuevo en su vida. La actriz está atravesando un duro momento a consecuencia de la delicada salud de su madre, Ana María, que se encuentra ingresada en el hospital. Unas difíciles circunstancias que le han recordado irremediablemente a las largas jornadas que pasó luchando y acompañando a su hijo, Álex Lequio, durante los momentos más complicados de su enfermedad. A través de sus redes sociales, Ana Obregón ha querido mandar un mensaje tranquilizador acerca de su estado de salud y unas palabras de fuerza, que tanto necesitan ahora tanto ellas como su familia.

Artículo relacionado

Ana Obregón lleva volcada en sus padres desde que la debilidad empezó a hacer mella en su salud. En medio de sus cuidados, se produjo la convalecencia y el fallecimiento de su "gladiador" hace justo once meses, pero nunca descuidó los cuidados de los pilares más importantes de su vida. De nuevo, las medidas anticovid, vuelven a hacer un proceso frustrante y difícil la reciente hospitalización de la querida Ana María, tal como publicaba Semana.

Ana Obregón y su madre

Ana Obregón aclara cómo se encuentra su madre, Ana María, ingresada en el hospital

Instagram @ana_obregon_oficia

La actriz, además de pedir respeto ante esta complicada situación personal y familiar que atraviesa, ha querido sincerarse a propósito de su estado de salud. Y las noticias no pueden ser más esperanzadoras. "Me gustaría aclarar que mi madre está estable y mejorando", escribía en Instagram junto a una preciosa foto donde aparece con su querida madre. Asimismo, ha querido dar las gracias a todas las personas que le han mandado mensajes interesándose por ella y enviándole ánimos.

Artículo relacionado

Tanto en la lucha contra el cáncer de su hijo Álex tanto en baches familiares, como el que atraviesan ahora con la hospitalización de su madre, Ana Obregón ha demostrado que no hay obstáculo que pueda con ella, aunque por dentro esté llorando, como en ocasiones ha admitido. De nuevo, con la mujer que le dio la vida superando un bajón de salud, Ana ha prometido que estará al pie del cañón y con esta frase tan poderosa lo ha dejado claro: "Mamá, que sepas que te tengo agarrada de las manos muy fuerte porque te necesito a mi lado más de tiempo #mama ❤️".