Día triste para la Familia Real sueca. Este martes gris se hacía aún más sombrío con motivo del último adiós a Dagmar von Arbin, la prima del rey Carlos Gustavo que fallecía el pasado diciembre a los 103 años como el miembro más longevo de la Casa de Bernadotte. Era la misma Casa de Suecia la que anunciaba, a través de un comunicado, la triste noticia: "Se terminó una era. Dagmar von Arbin tuvo una larga y rica vida. Siempre es triste cuando familiares y amigos se alejan".

Artículo relacionado

Los monarcas Carlos Gustavo y Silvia han acudido a la despedida acompañados por los príncipes Victoria y Daniel, así como de Carlos Felipe y Sofía de Suecia. La soberana se ha mostrado especialmente afectada en el funeral que ha tenido lugar en la iglesia de Oscars, en Estocolmo. Además, han querido acompañar a la Familia Real una íntima representación de la realeza de la región como la princesa Christina y su marido Tord Magnuson, y Bettina, Jill y Bertil Bernadotte.

Silvia de Suecia
Gtres

Dagmar von Arbin era bisnieta del rey Oscar II de Suecia y Noruega, hija del conde Carl Bernadotte al Wisborg y su primera esposa la baronesa Marianne De Geer af Leufsta; nieta de Oscar Bernadotte príncipe de Suecia y Noruega que perdió sus derechos al trono tras un matrimonio que el rey Oscar II no aceptó. Contrajo matrimonio con el oficial Nils-Magnus von Arbin, con el que tuvo cinco hijas y, desde 2019, se había convertido en el segundo miembro de la Casa Bernadotte en llegar a los 100 años. La primera había sido su tía Elsa que murió en 1995 antes de cumplir 103.

Victoria y Daniel de Suecia
Gtres

Durante su extensa vida fue testigo de los reinados de su tío Gustavo V, de quien fue dama de honor en su boda con Sibylla de Sajonia-Coburgo-Gotha en 1932, y su primo Gustavo VI, y pudo ver cómo la princesa Victoria se prepara para heredar el trono de su padre, además del crecimiento de la pequeña Estelle y su hermano Oscar.