La muerte de Ari Behn aún continúa causando estupor tanto dentro como fuera de Noruega. El que fue marido de la princesa Marta Luisa durante más de 14 años, y padre de sus tres hijas, se quitó la vida el día de Navidad generando una incógnita más a las múltiples polémicas que rodeaban su rebelde personalidad.

Artículo relacionado

A las palabras de dolor que comenzaron con el comunicado emitido por los reyes Harald y Sonia y los príncipes Haakon y Mette-Marit, se suman las condolencias de cientos de noruegos que se han desplazado desde diferentes puntos del país para hacer su particular homenaje en forma de flores, velas o manuscritos que adornan a día de hoy la estatua del rey Carl Johan, frente al Palacio Real.

Ahora son la princesa Victoria de Suecia y su marido el príncipe Daniel los que han querido mostrar su dolor por la muerte de quien fue un gran amigo para ellos. "Nos entristeció mucho recibir la noticia de la muerte de Ari Behn. Recordaremos a Ari como el hombre cálido y espiritual que siempre fue. Fue un honor conocer a Ari. Nuestros pensamientos están con sus hijas y su familia durante este momento difícil", exponían a través de un mensaje público y oficial.

Príncipes de Suecia, Mette-Marit, Marta Luisa de Noruega y Ari Behn
Gtres

La declaración era de esperar debido a las buenas relaciones entre las dos Familias Reales. Una amistad de la propia Victoria tanto con Haakon y Mette-Marit, como con la princesa Marta Luisa, que ha quedado más que patente en muchas ocasiones, de las que además han sido testigos las cámaras.

Al dolor de Suecia se suman otras Casas Reales europeas como la de Máxima y Guillermo de Holanda. Curiosamente la princesa Laurentien, cuñada de Guillermo y Máxima, es la madrina de bautismo de Leah Isadora, la segunda hija de Marta Luisa y Ari Behn. Además, la Corona danesa mantiene una especial relación con la hija mayor de Harald y Sonia, puesto que Alexandra, hija de la princesa Benedicta y, por tanto, prima del príncipe Federico, fue la madrina de bautismo de Maud Angelica, la mayor. Y curiosamente, Alexia de Grecia ejerció de madrina para la más pequeña, Emma Tallulah.