Desde que el príncipe Andrés tomó la decisión de retirarse de la vida pública no sabíamos casi nada de Sarah Ferguson. Ahora la madre de Beatriz y Eugenia de York ha concedido una entrevista en la que ha hablado sobre varios temas. Por un lado ha recordado a Lady Di. Sarah y Diana de Gales fueron buenas amigas. Con palabras muy bonitas ha recordado que en la madre de Guillermo y Harry de Inglaterra encontraba un apoyo fundamental, ya que las dos tenían una filosofía de vida en la que estaba muy presente el hecho de divertirse y llegar a una familia real no resultaba nada fácil. Entre ellas hubo mucha complicidad y confesiones, y la exmujer del duque de York ha asegurado que “le amaba con toda mi alma”.

Artículo relacionado

En las declaraciones que ha concedido a ‘Vogue Arabia’ también ha tenido palabras para la polémica que rodea al príncipe Andrés. Sarah Ferguson ha confesado que los últimos meses han sido muy duros para ella y para sus dos hijas, que son quienes más le preocupan en este asunto. Además ha tenido unas palabras para su expareja diciendo que es muy duro “ver pasar a un hombre tan maravilloso por un dolor tan grande. Es el mejor hombre que conozco. Ha hecho cosas increíbles por Reino Unido y todo son tonterías”. Una vez más ha salido en defensa del hijo pequeño de Isabel II demostrando que la relación entre ellos es muy buena.

Sarah

Y también ha habido espacio para hablar de alguien más. Una de las protagonistas de la entrevista de Sarah ha sido Meghan Markle. Es inevitable que en parte la duquesa de Sussex recuerde a cómo la duquesa de York tuvo que lidiar hace unos años con algunos asuntos. Ambas llegaron a la familia real británica con una filosofía de vida muy clara y rompiendo parte del protocolo. Por eso no es de extrañar que Sarah haya dicho que todo esto “tiene que ser difícil para Meghan, me identifico con ella. Pienso que es moderna y fabulosa. Ella era famosa antes, eso es genial. ¿Por qué no puede Meghan ser genial?”. Aunque prefiere no dar consejos porque no cree que esté en la situación de darlos, Sarah ha asegurado que se siente mal por el dolor que estarán pasando los duques de Sussex entre tantas críticas, algo que ella ha pasado y que no desea a nadie.